Destacada Principal | denuncia | jardín | Comunicado

Fuerte denuncia contra la dueña el un jardín maternal

Una de sus empleadas denuncia que recibió maltrato verbal y psicológico por parte de la propietaria del jardín maternal "Mis primeros Pasitos"

Se trata de Paulina Ferrari, quien realizó una denuncia contra la propietaria del jardín maternal Mis Primeros Pasitos, Sofía Ayelén Becerra. “Quiero contar mi verdad y las de muchas compañeras que también pasaron por lo mismo", manifestó al comienzo del comunicado.

"El maltrato laboral verbal y psicológico que ejerce Sofia Aylén Becerra, dueña del Jardín Maternal “Mis primeros Pasitos” ubicado en calle Catamarca 1485, de la ciudad Villa María es injusto y desmedido", escribió Ferrari.

Además, mencionó que los Jardines Maternales estuvieron cerrado por mucho tiempo y que hoy se está trabajando bajo un protocolo ideado por la municipalidad, e indicó al respecto, que “Mis primeros Pasitos no está cumpliendo con las edades ni con la carga horaria".

En este sentido, la ex empleada del jardín afirmó que realizó el reclamo correspondiente en el municipio local. Y agregó: “Solo pido justicia, y que esta gente no siga al mando de una Institución Educativa Privada… Hablo por mí, por todas las personas que se fueron y no se animaron, por todas las que soportan maltratos por miedo a perder el trabajo".

Los hechos

Ferrari, emitió un comunicado contando su versión de los hechos, contando que fue empleada del jardín durante cinco años consecutivos como maestra de sala, trabajando con niños desde 45 días de vida hasta 4 años de edad. "Siempre apostando lo mejor, y pensando que las cosas algún día mejorarían", señaló.

"Quiero aclarar que fui la única empleada que estuve en blanco, (en carácter: como empleada doméstica). Recibí durante todos estos años muchas irregularidades: con el recibo de sueldo, con los derechos que me pertenecían, y no recibí ninguno. Tales son como el aguinaldo, los aumentos correspondientes por ley, los días por enfermedad, etc.", manifestó.

La ex empleada del jardín, afirmó que junto con sus compañeras de trabajo, han tenido que soportar "maltratos psicológicos, gritos y humillaciones, en reuniones laborales y encuentros".

"No solo no ha cumplido nunca con lo que corresponde, sino que, además, hemos escuchado barbaridades acerca de las empleadas que se fueron, siempre mintiendo y tapando la verdad. Llego a decirle a los padres que asisten al jardín; que sus ex empleadas eran ladronas, difamándolas sin piedad, siendo ellas las que asistían a sus hijos", indicó.

Además, comentó que durante la pandemia, realizaron combos de comida para vender en el jardín, en el cual debían asistir para armar y entregar los combos, que cada empleada se encargaba de vender, indicó, y luego agregó: "Siendo que no se llevaba su porcentaje de venta, y no se cumplía con el sueldo que le correspondía por mes desde que comenzó Covid- 19".

"Me desamparo bajo una pandemia, cuando no puede hacerlo, y no solo a mí, sino a otra empleada, y a otra que decide irse por no soportar tanto maltrato", culminó el comunicado emitido por la ex empleada.

Dejá tu comentario