Sociedad |

Denuncian que la Muni se quedó con más de un “palito” de los trabajadores y no se los devolvió

La Municipalidad -le adjudican el hecho a un “error administrativo”- se quedó con  entre 1000 y 1500 pesos por cada empleado (más de 1 millón de pesos en total se presume ante la falta de datos oficiales en el portal web) y no se los devolvió en tiempo y forma. Debido a ello algunos agentes consultaron a reconocido abogado laboralista para que los asesore y- de llegar el caso -presentar una denuncia contra funcionarios en los tribunales locales.

Los trabajadores se dieron cuenta de que con el sueldo de mayo (efectivizado en los primeros días de junio)  estaba mal liquidado el concepto: antiguedad. Percibieron de menos.

En masa fueron a reclamar a la Oficina de Empleo -donde se liquidan los haberes y repartición a cargo de una funcionaria de apellido Quaglia- y admitieron el error pero el problema se originó porque desde la Secretaría de Economía y Finanzas (a cargo de Daniela Lucarelli) se decidió no retribuirle el dinero que faltaba sino liquidarlo (en términos futbolísticos, patearlo para adelante) con el pago del salario de junio que se concretará en los próximos días.

Conclusión: Los empleados percibieron entre 1000 y 1500 pesos menos (varía de acuerdo a la antiguedad) y la administración municipal (patronal) se quedó con “más de un palito” que no le correspondía .Como  se dice en términos financieros “si lo pusieron al freezer” (plazo fijo, por ejemplo) le generó un dinero extra por medio del cobro de interés.

Los empleados están que trinan. El caso también llegó a la directiva del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) pero no lograron que, en su momento, el dinero retenido por error le fuera devuelto a los agentes lo que originó críticas para los sindicalistas.

Lucarelli no se movió de su posición lo que generó malestar entre los trabajadores y provocó que varios de estos -quienes estuvieron en la Redacción de Villa María Ya! con recibos salariales en mano explicando la coyuntura que los embarga- accedieran a los servicios de un letrado, especializado en derecho laboral- no peronista- que los asesorara.

En principio esperarán el próximo recibo para verificar si está correcto el pago por antiguedad  y si además  le viene-finalmente- liquidado el dinero retenido. Una vez verificado ese hecho reclamarán el pago de interés por el dinero “no abonado” durante un mes.

Años atrás, por hechos similares, se realizaron asambleas e inmediatamente reconocido el error- aunque fuera con recibos extraordinarios- la administración de turno les devolvió el dinero reclamado o mal liquidado.

Ahora de eso nada pasó y generó malestar además de demostrar una frialdad social que dejó a más de uno helado.

 

Dejá tu comentario