Destacada Principal | día | suelo | Contaminación

Hoy es el Día Mundial del Suelo

Como cada 5 de diciembre, se conmemora el Día Mundial del Suelo, promoviendo un ambiente saludable y libre de contaminación.

Cada 5 de diciembre se conmemora el Día Mundial del Suelo, con el objetivo de que las personas sepan lo importante que resulta tener suelos saludables.

Cuando se habla de combatir la contaminación y de preservar y salvar el planeta, en general se piensa que lo más preocupante es la polución ambiental o la enorme problemática que constituye la contaminación de las aguas a todo nivel. Si bien estos temas son de vital importancia, también lo es el cuidado, la protección y la conservación de los suelos.

Los diferentes tipos de degradación y la erosión acelerada por las acciones antropogénicas que sufren nuestros suelos son una de las más importantes problemáticas que afectan al medioambiente, tanto que desde 2013, cada 5 de diciembre se brega para concienciar a la población mundial de lo importante que resulta cuidar y preservar los suelos.

El uso insostenible de los suelos, los procedimientos agrícolas y ganaderos contaminantes, la minería, las modificaciones en el empleo de las tierras, la urbanización, el cambio climático y el consiguiente calentamiento global provocan el deterioro de los suelos, algo que puede tener un serio impacto en el medio ambiente e implicaciones sociales, económicas y políticas.

Deforestación

Ya sea para practicar la agricultura o la ganadería de manera industrial y/o intensiva, para urbanizar o construir vías de circulación deforestar es sumamente perjudicial para los suelos. Cambiar los árboles autóctonos por otros dedicados a la silvicultura tampoco es la solución, porque no ayuda al restablecimiento del equilibrio ecológico. SI la deforestación viene precedida por incendios, el daño es aún mayor.

Agroquímicos

Los pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes de producción química e industrial, que suelen emplearse en plantaciones del tipo monocultivo, ayudan a mejorar el rendimiento de las parcelas, pero acaban por matar los suelos porque rompen con el equilibrio de los ecosistemas y fomentan el crecimiento desmesurado de bacterias y microorganismos nocivos.

Pastoreo excesivo

Una de las peores consecuencias de la ganadería intensiva es el llamado sobrepastoreo, porque de esa forma los animales acaban con la capa de plantas que protege el suelo, haciendo que la tierra pierda sostén y sea arrastrada por el agua. Junto con la deforestación es una de las causas del agravamiento de las inundaciones.

Dejá tu comentario