Destacada Principal | día | violencia | Trabajadoras sexuales

Día internacional contra la violencia a las trabajadoras sexuales

Desde hace 17 años el Día Internacional contra la violencia a las trabajadoras sexuales recuerda los crímenes violentos del "asesino de Green River".

Desde el año 2003, el 17 de diciembre se conmemora el Día Internacional para poner fin a la violencia contra las trabajadoras sexuales. Esta efeméride nació por los crímenes violentos que ocurrieron en la ciudad de Seattle entre los años ochenta y noventa, y que fueron perpetrados por el “El Asesino de Green River”.

Entre los próximos debates que la democracia debe tomar “suena fuerte otro relacionado al libre ejercicio del propio cuerpo”.

Durante su purificación de las calles, este hombre mató a más 49 prostitutas y cuando se le detuvo, dijo con la mayor franqueza que su meta era “matar al mayor número posible, con la finalidad de limpiar las calles”.

Desde entonces se ha tomado el 17 de diciembre como un día de homenaje para las víctimas, pero con el tiempo ha cambiado su razón de ser con el propósito de darles voz a todas las trabajadoras sexuales que sufren todo tipo de maltratos y abusos, ejerciendo su trabajo.

¿Por qué celebrar este día?

No se tiene que olvidar que las personas que ejercen este tipo de profesión, una de las más antiguas del mundo, son seres humanos que tienen los mismos derechos que todos. Tal vez mucha gente no esté de acuerdo con su forma de vida, pero en realidad ese rechazo no es hacia un ser humano en particular, sino lo que representa para las normas morales y algunas creencias religiosas de viejos paradigmas.

En realidad, este día no se trata de debatir postura, sino de luchar por la igualdad ante la ley. El derecho que todo ser humano tiene de vivir bien, de sentirse seguro, de ser respetado y de gozar de un entorno tolerante. Por esta razón cada año las organizaciones en pro de los derechos de las trabajadoras sexuales se lanzan a la calle, a exigir que se les garanticen los derechos que ellas ya tienen simplemente por haber nacido y ser ciudadanas del mundo.

Dejá tu comentario