Destacada Principal | doña Cata | pene | tumba

Doña Cata pidió que colocaran un pene gigante sobre su tumba

El curioso pedido de Doña Cata ocurrió en Veracruz, Méjico, fue cumplido por sus amigas y la estatua del pene de 300 kilos fue colocado sobre el féretro

El último deseo no se le niega a nadie: En Veracruz, Méjico, Doña Cata tuvo un último pedido antes de fallecer a los 98 años de edad. Solicitó que su tumba fuese adornada con una estatua gigante de un pene. La mujer se llamaba Catarina Orduña Pérez.

En el pueblo la conocían como “Doña Cata” y todos la recuerdan como una mujer de mente muy abierta y bastante irreverente.

Fue así que su familia decidió honrar el pedido de doña Cata e inauguraron el monumento de un metro y medio de altura, desde la base del tronco y los testículos, hasta la punta, que pesa casi trescientos kilos.

Uno de los nietos declaró: “Decidimos hacerlo porque era su deseo y también la forma en que reconocemos su amor y alegría por la vida”.

Sus nietos la recuerdan como una mujer de avanzada: “Ella quería romper el paradigma de todo lo mexicano, donde las cosas a veces se ocultan por no tener una mente abierta. Ella siempre fue muy vanguardista, muy adelantada en las cosas”.

La mujer tenía gran afinidad con el aparato reproductor masculino y era una palabra que usaba mucho. En México, la palabra “verga” puede ser usada como un insulto o como la solía usar Doña Cata, para exaltar algo positivo.

La estatua yace ahora sobre la tumba de Doña Cata y llama la atención de todos quienes pasan por el cementerio de Misantla, en Veracruz, México. Si bien a primera vista no es la imagen más apropiada para un lugar donde se va a recordar a quienes ya no están, nadie tiene derecho de negarle un último deseo a Doña Cata.

monumento.jpg
La estatua del pene en el mausoleo de Doña Cata

La estatua del pene en el mausoleo de Doña Cata

Dejá tu comentario