Dr Jekyll y Mr Hyde: Comete delitos por la “maldita droga” y después se arrepiente

6 julio 2016

Dr Jekyll y Mr Hyde: Comete delitos por la “maldita droga” y después se arrepiente

Para Destacar

  • Fue condenado a un año y medio de cárcel por distintos delitos. El fiscal Márquez dijo que su raid delictivo se explica por la "maldita droga".

Artículos Relacionados

Ariel Alejandro Difebo tiene 37 años, es padre de 3 hijos y lleva más de 10 años luchando contra las adicciones. Terminó el secundario, realizó hasta segundo año de la carrera de Administración de Empresas, le gusta hacer fotos, está en un taller literario y asiste a talleres de diseño.

Sin embargo, la “maldita droga”, como la calificó el fiscal Francisco Márquez lo lleva a cometer actos de los que luego se arrepiente. Intentó recuperarse en la casa de Nazaret, en Oliva y junto a Gustavo Ballas, pero siempre recayó y cometió actos ilícitos. Como consecuencia de esto ya purgó una condena de 6 años de prisión.

En esta oportunidad fue sometido a un juicio abreviado por la comisión de varios delitos, entre ellos usurpación, robo, violencia de genero, daños, etc. El robo ocurrió en 2015 en un domicilio de calle Lisandro de la Torre 450, el caso de violencia de género la tuvo como víctima a Verónica, la madre de su pequeña hija, incluso llegó a romper patrullero y agredir al policía en el momento de su detención.

Cuando no consume drogas Difebo sostiene que es un trabajador. Según explica, estaba a cargo de la Unidad Básica del barrio Roque Saenz Peña, designado por Nora Bedano y Jorge “Pampero” Barrera en donde se desempeñaba “ayudando a la gente”. El acusado tiene incluso una panadería que hoy está alquilada, lo que demuestra que cuando está bien puede hacer una vida normal.

En el juicio con la modalidad abreviada le costó mucho al acusado reconocer los hechos de los que se lo acusaba, porque el entendía que poniéndose bien iba a salir adelante. Sin embargo los hechos de cometieron por lo que luego de negociar con su abogado, Luis Caronni, logro decir que asumía la responsabilidad de los hechos y que lo único que quería era poder ver a su pequeña hija, que hoy tiene un año y medio y hace ocho meses que no ve.

El fiscal Marquez y el abogado Luis Caronni acordaron pedir un año y cinco meses de condena. Esto implica que le faltan 2 meses para terminar de cumplir la condena, lo que lo desencajó bastante. Es que Difebo ya tenia planes pensando en que hoy podía salir en libertad, pensaba ir con su madre a visitar a la virgen de Lourdes para agradecer la libertad.

El joven asumió la realidad y se comprometió a salir en el tiempo que le corresponde y continuar con un tratamiento contra las adicciones para evitar nuevas recaídas .


Foto: Redacción VillaMariaYa!

 

6 julio 2016