Gremiales |

Echaron a quien investigaba y armaba lo que había quedado del museo Lisignoli

Echaron de la Municipalidad (Patrimonio Histórico) al contratado que responsabilizó por el desmantelamiento y desaparición de piezas del Museo Antártico “César Augusto Lisignoli”, al desaparecido Rubén Ruedi, director de Cultura, cuando Nora Bedano fue intendente.

Sebastián Mauricio Borghi trabajaba como contratado desde el 2007 para la Municipalidad y, en los últimos meses, fue quien dio la alerta de lo sucedido con el museo cuyas piezas desempolvó y donde salió a luz que, el nuevo prócer del peronismo villamariense (adquirió tal categoría después de su muerte, meses atrás) Rubén Ruedi; fue quien habría acabado con el museo en cuestión, único en su tipo en toda la provincia y, por ejemplo cuyas vitrinas se encontrarían en la Estancia de Yucat (¿?).

“Se le hace saber a usted que habiéndose cumplido los servicios para los cuales fue contratado, y no existiendo cuentas pendientes, le notificamos la conclusión de la locación de servicios a partir de la recepción de la presente”, dice textual la nota que recibió Borghi y que lleva la firma del director de Relaciones Laborales, Capital Humano y Técnico de la Municipalidad, abogado Rodrigo Hayas.

¿Qué descubrió Borghi que tanto molestó después de 11 años de trabajo precarizado para el Estado local?.

¡Ni los pingüinos se salvaron! Robo en lo que queda del Museo Lisignoli

 

Dejá tu comentario