Sociedad |

El agua bendita arrojada en la Muni no llegó a todos: Contratado amenazó a periodista

Un sujeto, de unos 55 años, con anteojos y ropa deportiva, a las 10.30 de la mañana del último sábado, interceptó el paso del director de Villa María Ya!, Osvaldo Rinero, en la esquina de San Juan y Lisandro de la Torre. Cruzó la calle corriendo para detener al periodista. “Es como que había visto en él a la luz mala”, opinó un circunstancial testigo del hecho.

El hombre no se identificó y sostuvo con sus manos “fuertemente” a las del periodista, a quien le dijo en la cara lo disgustado que estaba por una nota publicada, el viernes pasado, en nuestro diario digital, y que hacia referencia a la convocatoria a Economía y Finanzas de la Municipalidad de un sacerdote para bendecir a las instalaciones y a sus  empleados. La presencia del sacerdote ocurrió, y, por ello, generó una crónica que al ser difundida vía Facebook fue leída hasta el domingo, por más de 6 mil personas más las que se enteraron de ella a través de la página web del diario digital, Twitter e Instagram. La noticia no se publicó en otro medio.

El irascible sujeto  (por momentos desiquilibrado emocionalmente)  además amenazó en varias oportunidades al sorprendido hombre de prensa hasta que, una mujer que lo acompañaba, trató de calmarlo y se retiró del lugar, con más amenazas de por medio. Minutos después, reflexionando sobre su actitud, acudió a la redacción de Villa María Ya! para pedir disculpas por su mal comportamiento.

Si bien el hombre no se identificó,  se pudo determinar  luego que se trataría de José Luis Ordoñez (quien vivió muchos años en Tío Pujio y es primo de la intendente Nancy Schiavi) quien llegó, sólo hace un par de meses, a la Municipalidad de Villa María de la mano del intendente, Martín Gill, con quien compartiría su mismo espacio religioso católico . También  este medio pudo conocer para, “darle una mano”, Gill lo incorporó a la planta del ex Palace, en el primer piso, bajo la órbita de la Secretaría de Economía y Finanzas.

Está claro que con su proceder el hombre de tolerante nada o poco tiene. Y más claro- además- que su condición para trabajar en un lugar, pagado por todos los vecinos, es porque es amigo de…

Desde Villa María Ya!  se ratifica en todo el contenido de la nota cuestionada ya que se trata de una noticia, ya que no es común que un sacerdote bendiga instalaciones de una repartición pública que nada tiene que ver con la religión sino, más bien, con la economía.

Además conforma un atropello porque el Estado local no es solamente de los católicos practicantes sino de todos y allí no tendría que tener injerencia alguna la religión, cualquiera fuese.

Hoy por la mañana miembros del estudio jurídico que asesora legalmente a Villa María Ya! pondrán en conocimiento- denuncia mediante- de lo sucedido al fiscal de turno, ante quien harán responsable de cualquier daño civil o físico que padezca Osvaldo Rinero y cualquier  integrante de su familia o trabajador de sus empresas, a José Luis Ordoñez.

Dejá tu comentario