Deportes |

El campeón abrió sus puertas con una gran sorpresa: el Club Boca tiene gimnasio de boxeo

Ayer por la noche el Club Boca de calle Jujuy, dejó inaugurado su gimnasio de boxeo, El Campeón y contó con la sorpresa de un gran boxeador de nuestra provincia. Hablamos del  Juan Domingo “Martillo Roldan, que en la década de los 80 dejó el nombre del boxeo cordobés en las primeras planas de los diarios del mundo cuando enfrentó  a grandes leyendas como James “The Heat” Kinchen, Michael Nunn y Tomas Hearns.

Ayer por la noche “Martillo” fue designado como padrino del nuevo gimnasio “El Campeón”, comandado por su amigo y sparring, de la pelea que tuvo Juan con Hearns en el 87, Sergio “El Gringo” Merani y el promotor Oscar “Pichón” Albornoz.  Oficialmente la técnica que alguna vez Merani supo desplegar arriba de los rings, desde esta tarde a las 17:30 podrá ser aprehendida por los jóvenes que asistan al gimnasio de lunes a viernes.

Con la apertura de las puertas de “El Campeón”, Villa María cuenta su gimnasio número 12 con actividad permanente. Más teniendo en cuenta que desde el año pasado el Programa Boxeo por la Vida, colabora con este importante aspecto en la vida del boxeador, la continuidad, que encuentran los deportistas mes a mes con cada velada de box.

En la ocasión desde el Ente de Deporte y Turismo, encabezado por Marcos Bovo, como también desde la gestión de Nora Bedano se donó al establecimiento materiales para la práctica deportiva.

Al momento de tomar la palabra, Roldán dejo en claro que quiere que los códigos del boxeo sean como los de antes y que no vuelva a pasar lo que tuvo que vivir el “Gringo” cuando entrenaba a Centeno (que hoy volverá a estar bajo las órdenes de Merani). Además destacó que su deseo más profundo es el de ver a estos gimnasio repletos de chicos para que el boxeo argentino comience a crecer y deje la decadencia en la que cayó hace más de dos décadas

El momento emotivo de la noche

Fue cuando Juan Domingo hiciera ingreso al gimnasio, donde estaba su amigo y compañero Merani, quien  no pudo contener la emoción y dejó caer algunas lágrimas al ver a “Martillo”. Además “El Gringo” agradeció la presencia del pugilista oriundo de Freyre y dijo que es un honor que un boxeador de como él sea el padrino de su gimnasio.

Dejá tu comentario