Deportes |

El clásico se quedó en casa

En una tarde atípica a las que se vienen viviendo en este invierno, el Jockey Club recibió a su histórico rival para disputar la novena fecha del torneo cordobés. Cerca de 700 personas asistieron a la cancha del Verde para apoyar a cada uno de los equipos. El colorido, las risas, las penas, los abrazos y mucho más rodearon el rectángulo donde los 30 guerreros disputaron un partido con mucha historia.
El cotejo tuvo dos tramos bien marcados. El primero de ellos en donde cada uno tuvo el dominio de la guinda y pudo marcar y el segundo tramo donde el Verde impuso las reglas del juego y sacó diferencia en el marcador.
En el arranque los hípicos salieron en busca del partido, a los 3 minutos tenían la primera posibilidad de sumar, pero la guinda se separó de la mano de Pedro Brondello cuando faltaban pocos centímetros para que este la apoyara en el ingoal. Pelota perdida y scrum para el Tricolor. Con la orden del árbitro, Martínez (San Martín) la pone en juego para que se lleve a cabo el scrum. En ese preciso momento, Jockey demostró que en esa formación iba a aplastar a su rival durante toda la tarde. Con la avalancha verde llegó el try penal que abriría el marcador del partido. Conversión debajo de los palos le daba el 7 a 0 al local.
Ni lerdo ni perezoso, el San Martín buscó su réplica, con los gordos a la cabeza arrinconó en las ultimas 5 yardas a Jockey hasta que consiguió un penal que Ludueña se encargó de cambiarlos por 3 puntos. Minutos más tarde el Verde forzaba nuevamente con el scrum para conseguir el 2° try penal de la jornada y así ampliaba diferencias 17 a 3.
Para cerrar el primer tiempo una jugada de pizarrón le permitía al local sumar 7 más. Todo comenzó en un line; Jockey decide separar las formaciones (tres esperaban recibirla adelante y tres atrás) para generar un pasillo en el medio. La guinda voló hasta el final de la hilera que rápidamente la baja para Joaquín Palazzo, el medio scrum, se lanza a correr y esquivando tacles logra apoyar para sumar de a 7. Cuando sonaba el pitido que marcaba el descanso, los equipos se retiraban 24 a 10 producto de un try marcado por el visitante, que aprovechando un mal manejo de la guinda en zona defensiva achicaba distancia en el marcador.
Durante los 20 minutos iniciales del complemento el Verde atacó, pero su rival supo neutralizar cada una de las acciones de su oponente. Jockey sabía que en una se le tenía que dar. Fue a través de Fefe Ferreyra que la fisura apareció. El 21 se coló entre dos defensores y habilitó a Massanet, para que este apoye la guinda. Marcador 31 a 10.
Ese try desmoralizó al Tricolor, que desde ese momento no pudo generar situaciones de riesgo. Las oportunidades que tuvo se terminaron desvaneciendo por errores de manejo o infracciones. En contraposición, los Hípicos mantuvieron su solidez en ataque y siguieron desmoronando a su rival. Primero con un try de Meneghini y después, cuando el tiempo ya estaba cumplido, con una combinación entre dos experimentados. Fefe y el Gordo Bruno. El primero habilitó con una patada y el segundo apareció como un wing de experiencia corriendo a toda velocidad junto a la línea para meterse en el ingoal. Try, conversión, pitido final y festejo Verde.

Mirá las fotos de la tarde:

Dejá tu comentario