El resumen: Lo que dejó la segunda noche “del recuerdo y homenaje” del Festival

La segunda noche del Festival fue la dedicada al folclóre y el recuerdo vivo de estos 50 años.
En la apertura bailó la Agrupación Folclórica local un tema interpretado por Oscar Cravero, cantor villanovense.
Luego fue el turno de la Embajada de Oro Fabricio Rodríguez con la Orquesta Sinfónica y Los Cuatro de Córdoba cantando “La Zamba de Villa María”.
Después fue el turno de Jairo y Cacho Buenaventura que estuvieron juntos en el escenario por unos 30 minutos.

El segundo en subir al escenario Hernán Figueroa Reyes fue José Luis Perales que interpretó sus grandes éxitos de todas las épocas con un homenaje.

Después de una larga espera, en la que pasó la elección de la Reina Nacional de Peñas y la actuación de los locales Los Soñadores, llegó el turno de Franco De Vita que volvió a encender a un público que padeció una muy fría noche de verano.

Soledad llegó para cerrar la noche de madrugada. Casi a las 3 de la mañana en una velada que el clima no acompañó por las bajas temperaturas. Pero su alegría y la celebración especial por sus 20 años de carrera le devolvieron las ganas a un Anfiteatro que se llenó después de las 23 horas.

De hecho mucho público se enojó porque por el horario en el que le tocó actuar La Sole quedó afuera de la televisación de la Televisión Pública.

Dejá tu comentario