Sociedad |

Empresario villanovense abandonó a empleados que le construyen casa en las sierras

El empresario villanovense Jorge Marchetto y Juan Marchetto fueron señalados en las últimas horas por haber dejado abandonados a 3 personas que les están construyendo una casa en las sierras.

Un audio de whatsapp enviado por una de las parejas de los hombres llegó a Villa María Ya haciendo la fuerte denuncia. También hicieron llegar a este medio un video, que acompaña esta nota, que fue enviado por los trabajadores, donde se puede ver la situación de total precariedad y abandono en la que se encuentran.

Jorge Marchetto es un reconocido empresario, dueño de Transportes Marchetto, que está construyendo una casa en la zona Dique de Cerro Pelado extremo sur, sector que pertenece a La Cruz. A la redacción de este medio llegó una denuncia contra él y contra el ingeniero Fabián Alanis, también de Villa Nueva.

Según cuentan en el audio, los trabajadores Alexis Cipollone, David Durán y Adrián Gómez fueron convocados a trabajar a las sierras. Su contrato contemplaba que la labor fuera de lunes a viernes. Ellos estaban necesitados y, por supuesto, vieron la posibilidad de llevar comida a sus hogares.

Conforme se decretó la cuarentena, los trabajadores pidieron que los fueran a buscar y no lo hicieron. Denuncian en primera instancia por esto al ingeniero Fabián Alanis, que “él los dejó y se volvió de nuevo a Villa María”.

“Ellos pidieron que los fueran a buscar y no iban. Pasaron los días y aumentaron las necesidades. Se fueron quedando sin comida, se iban administrando con lo poco que tenían, con lo que les pasaba el dueño de la obra. No tienen baño, se higienizan en el río y allí hacen sus necesidades, a la orilla del río. Las camas de ellos son las tarimas, no tienen techo, es una lona”, expresó la mujer con desesperación.

Y contó que “los dueños de la casa se presentaron ayer, Jorge Marchetto y Juan Marchetto. Ellos les explicaron a los dueños que hace 13 días están ahí, que están pasando muchas necesidades, que querían que les pagaran y que vieran la forma de traerlos de nuevo a Villa María. Empezó una discusión y el dueño de la obra sacó las cosas afuera, no les deja quedarse ahí y ahora ellos están varados. No tienen agua, luz, alimentos ni baños. Ahora ni tienen donde dormir”.

Por el momento ni siquiera tienen forma de cargar los teléfonos celulares.

Las mujeres piden ayudan, según dicen, se han contactado con la Auditoría General y la Secretaría de Trata de la Provincia. Pero no hay una solución concreta. Y las personas siguen a la deriva.

Video enviado por lectora de Villa María Ya:

Dejá tu comentario