Destacada Principal | escuela | bullying | familia

Condenan a escuela por el bullying que sufrió un niño

Una escuela de La Plata fue condenada a indemnizar a la familia de un niño que sufrió bullying psicológico y físico durante mucho tiempo

Un escuela católica fue condenada por su inacción ante un caso de bullying que sufrió un niño de nivel primario. La justicia entendió que no hizo lo suficiente y que su omisión permitió que el daño al niño fuera sistemático y reiterado en el tiempo.

El hecho sucedió en La Plata y recuerda rápidamente al primer juicio por bullying que hubo en el país, y que sucedió en Villa María. Cabe recordar que en aquel caso los hechos habían sucedido en 2013, durante el último año escolar de todas las implicadas, en Las Rosarinas.

En aquella oportunidad la justicia absolvió a las acusadas sólo porque eran menores de edad, aunque se acreditó el delito.

Bullying en la escuela

En este caso, el juicio fue en La Plata y la sentencia fue ratificada recientemente. Sucedió que en el año 2013 un niño sufrió reiterados hechos de violencia de parte de un compañero, ambos de nivel primario. La familia accionó contra la escuela, que pertenece a la Iglesia Católica y la justicia entendió que debía haber una indemnización. Pero el Arzobispado apeló la sentencia, que fue ratificado en segunda instancia.

El caso

Los padres de un estudiante de primario notaron que desde que comenzó a concurrir a la escuela, en primer grado, su hijo era molestado por un compañero que lo acosaba física y psicológicamente. En el expediente detallaron -y luego quedó constatado- que fueron a la escuela en reiteradas ocasiones pero que la misma no respondía con medidas serias para evitar, y resolver el conflicto.

La familia invocó entonces la normativa de Defensa al Consumidor por la existencia de un contrato que hay entre los padres y la institución educativa. El apoderado de la escuela manifestó que "hicieron todo lo posible" y se quejó porque "no hubo análisis de la inacción de la familia y sólo nos culpan a nosotros".

La Cámara recopiló todas las opiniones y explicó que, con todas las pruebas aportadas a la causa surgía que efectivamente el niño fue víctima de intimidaciones y agresiones físicas y psicológicas y que fueron reiteradas, no aisladas por parte de un compañero y siempre dentro del ámbito del colegio. Todo esto le causó daño, temor y tristeza al niño, lo que se configuró como el delito de bullying.

La responsabilidad de la escuela

Los jueces Leandro Vanegas y Francisco Jancovich acreditaron el daño y su producción bajo el ámbito de la autoridad escolar y señalaron lo siguiente: "El bullying es un conflicto social que se desencadena en las instituciones educativas; a través de conductas se hostiga al alumno quebrantando su intimidad, avasallando su dignidad e inclusive violando sus derechos personalísimos dentro de las escuelas". Y enfatizaron en que "si al celebrarse el contrato de enseñanza no se contempla el deber de resguardar su integridad física, psíquica y moral se traduce en una actitud desaprensiva porque se debió adoptar las medidas de prevención y vigilancia para evitar el daño".

No haber hecho nada, la omisión, le atribuye responsabilidad legal al establecimiento, que debe cumplir e indemnizar.

Juicio por bullying (online-audio-converter.com).mp3

Dejá tu comentario