Destacada Principal | espectáculos | habilitación | Córdoba

Habilitación de espectáculos: Córdoba llega tarde y mal

Es lo que alerta el productor local César Rochetti. Pese al protocolo de Nación, Córdoba había prohibido, y luego dio la habilitación.

Finalmente, y tras muchas idas y vueltas, Córdoba dio la habilitación a los espectáculos y shows en toda la provincia. Pese a que Nación ya autorizó un protocolo, el gobierno provincial había anunciado la prohibición hasta marzo y eso hizo estallar a todos los que integran este importante sector.

Fue tal el repudio que el gobierno de Juan Schiaretti tuvo que dar marcha atrás con la medida. Pero, según reflexionó César Rochetti, músico y productor local, la habilitación llega tarde y con muchas trabas. En diálogo con Radio Ya, el especialista dijo que la manifestación de los músicos fue fundamental para que Córdoba revea lo que había decidido.

Entrevista con Cesar Rochetti sobre la habilitación de las fiestas

Destacó que en el ambiente de la música y los espectáculos se moviliza mucha gente y la economía tracciona a varios sectores satélites. Esto se entiende para los artistas más conocidos, pero también para aquellos que van a una plaza o hacen una gira de bar en bar por la ciudad.

Justamente, estos últimos fueron muy afectados porque no pudieron percibir ingresos prácticamente. Considerando también el esfuerzo que hace el artista y que, generalmente "sale empatado" entre ingresos y egresos, dijo Rochetti.

Por lo mismo, la mayoría se vio obligado a buscar otra salida laboral, además de la música.

Pero las principales críticas son por cómo se dan las habilitaciones, con restricciones que generan muchas dudas y grises. Desde el espacio por metro cuadrado que debe haber entre cada músico arriba de un escenario, hasta la cantidad de personas que pueden participar. Todo este combo afecta las posibilidades de aumentar los ingresos, reduce los márgenes y obliga a las bandas a tener que reconfigurarse para ver cómo salen a la calle.

"Es bastante acotado, pero se puede volver al ruedo. No sabemos que hacer frente a eso. La mayoría de las bandas tienen de cinco músicos para arriba, y tienen que acoplarse, pero no es garantía de trabajo en definitiva", declaró.

Por otra parte, Rochetti fue muy crítico respecto a cómo fueron cubiertos durante la pandemia: "A lo largo de la pandemia se fomentaron algunos subsidios, pero en la última parte del año. Hubo meses sin reparos. Uno quedó bastante desamparado, ni quedaba calificado para subsidios o préstamos. Tampoco llegaba a alcanzar a la totalidad de artistas".

Dejá tu comentario