Sociedad |

Estacionamiento: Reemplazan cartones por calcomanía

Ya no habrá que comprar más cartones “con raspadita” para el sistema de estacionamiento medido si se lo utiliza de manera “eventual”.

Estos han sido reemplazados por calcomanías con código QR que se otorgan sin cargo y que deben emplazarse en el parabrisas del automóvil y el crédito se recarga, en los 140 puntos de venta, sin necesidad de volver al auto.

El sistema (ideado y desarrollado por la propia concesionaria) ha sido implementado por Federación Mercantil con el objetivo de facilitar la instrumentación del pago y la utilización del servicio. Entrará en funcionamiento en los próximos días. El nuevo método funcionará de forma paralela al actual régimen de “tarjetas sin contacto” o “contact less” (mediante parquímetros).

todo aquel que no cuente con las citadas “tarjetas sin contacto” y desee estacionar su coche en la llamada “zona tarifada”, deberá dirigirse a cualquiera de los más de 140 puntos de venta distribuidos en toda la ciudad (o a la misma sede de Federación Mercantil, sita en calle Salta 1122), y obtener de forma totalmente gratuita una calcomanía especial.

Ésta, que incluye los datos del automóvil registrado, se colocará por única vez  en el parabrisas del automóvil. Así, para futuras cargas, el usuario podrá asignar crédito directamente en los puntos de venta, ya que la información estará totalmente digitalizada. Por ende, el conductor también tendrá la posibilidad de recargar crédito sin necesidad de volver al vehículo.

“Queremos dejar en claro que el sistema que presentamos reemplaza a los actuales cartones para estacionamientos eventuales, no a las tarjetas que se utilizan con los parquímetros. Hablamos de un método de vanguardia, que  trae beneficios múltiples para los usuarios”, comentó Héctor Macarini, presidente de Federación Mercantil.

“Primero  -agregó- porque es más fácil. El usuario no necesita reemplazar el ticket cada vez que estaciona. Segundo, porque es más cómodo. Se recarga y activa en cualquier punto de venta sin la necesidad de volver al vehículo. Y tercero, porque es más seguro El código es único y distintivo de cada vehículo, y los dueños de los mismos podrán verificar los consumos de un modo ágil y practico”.

Dejá tu comentario