Fábrica Militar: Más de 10 mil pesos pagaron ediles para irse en remis a Buenos Aires

“¿Quien de ustedes es el que alcahueteó algo a Rinero?” La pregunta la hizo el presidente del Concejo Deliberante, José Carignano, sumamente molesto, al comenzar la reunión, ayer por la mañana, cerca del mediodía, de la Comisión de Acuerdos, a los concejales que estaban presentes.

Nadie respondió. Explicó luego, quien es vice intendente en la práctica, que el tema es el pago de viáticos a los ediles que viajaron a Buenos Aires, el pasado lunes, a una reunión en el Ministerio de Defensa, por Fábrica Militar. “Algún problema?”, volvió a preguntar. Otra vez nadie le respondió.

Lo cierto es que Giselle Machicado, Mónica Lazos, Rosana Suescum y Delfín Polak, se alquilaron un remis para viajar a la Capital Federal. Habrían gastado más de 10 mil pesos por ello y el Deliberante sólo le reconoce unos 4 mil. (combustible y peajes). El resto lo van a tener que poner de su bolsillo, haciendo una “vaquita” entre los cuatros.

Mientras que Carignano y Carlos De Falco, se fueron en el auto oficial de la Municipalidad, con chófer incluido. ¡Marcaron diferencia para con sus pares!. Obviamente no tuvo costo alguno para ellos el viaje.

Quedó en claro la diferencia de estos con respecto a sus pares. La pregunta ¿hay ediles de primera y ediles de segunda?

A Machicado (quien intentó sin tener suerte que el Municipio le pagara incluso un pasaje en avión a la Capital Federal) además le dieron un viático de 900 pesos y a  Lazos, Suescum y Polak , de 300 cada uno. Así está estipulado en la normativa vigente a lo que hay que sumarle la restricción de montos aplicada, desde agosto pasado, por el intendente Masrtín Gill.

Los ediles hicieron trascender que están molestos porque para ellos no hubo un auto oficial como dispusieron Carignano y De Falco. Se sienten discriminados políticamente.

Precisamente Carignano reconoció que no fueron en un micro ónmibus, como se hacía durante la gestión de Eduardo Accastello para transportar muchos a Buenos Aires, porque este tipo de rodados están disponibles para el uso de las personas con discapacidad a la que el Municipio traslada a diario.

Lo peor del caso es que unos y otros se volvieron de la reunión con el secretario de Defensa de la Nación, Luis Rivas, con las manos vacías porque no pueden asegurar que no vaya a haber nuevos despidos en Fábrica Militar.

 

Dejá tu comentario