Gremiales |

Fábrica Militar: “Yo soñaba jubilarme allí. Es muy triste que te echen sin causa”

Pablo Racca tiene 33 años, hace 14 que se vino de Rafaela a Villa María, cuando tenía 18. Estudió en la Universidad Nacional , donde hizo la Licenciatura en Producción Audiovisual. Luego de peregrinar por varios trabajos para poder vivir mejor- en algunos en negro- logró hace 3 años y medio ingresar a la Fábrica Militar.

Primero, trabajó como operario en la planta de pólvora y luego- mediante un concurso interno- pasó al laboratorio de balísticos que depende de calidad.

Ayer hizo pública una carta ( ver foto) donde destaca su dolor por perder el trabajo sin causa, de la noche a la mañana y relató su historia. Asimismo no escribió sólo por él sino por el resto de los despedidos.

En diálogo con Villa María Ya!   aseguró que entrar a la fábrica le dió tranquilidad y estabilidad, pudo obtener una vivienda por el Plan Procrear y agregó que” le hubiera encantado  jubilarse allí como otros compañeros”. Consultado sobre si cree que podrán revertirse los despidos se mostró escéptico, ya que – indicó- ” eso depende de personas poderosas”, aunque aclaró que la esperanza es lo último que se pierde. No obstante no escondió su profunda tristeza.

Asimismo destacó que quiere a Villa María y que eligió esta ciudad para quedarse.  Al pie de la carta que se viralizó en las redes sociales, firmó:  Pablo Eduardo Racca .Ex empleado de Fabricaciones Militares.Orgulloso Villamariense. Orgulloso Egresado de UNVM.

 

 

Audio Pablo Racca despedido de Fábrica Militar para Villa María Ya!

 

Dejá tu comentario