Destacada Principal | Fabricaciones Militares | trabajo | Toselli

Fabricaciones Militares y el valor de "tener trabajo"

Miguel Toselli, director de Fabricaciones Militares Villa María valoró este tiempo de trabajo tras años duros, que casi termina en cierre. "Todavía falta", dice

Es un año especial para Fabricaciones Militares Villa María, con la postpandemia se fue consolidando el trabajo, los contratos nacionales e internacionales y la incorporación de nuevos trabajadores para cumplir con las demandas productivas. Pero no siempre fueron buenos tiempos y eso es algo que reflexiona Miguel Toselli, director de FFMM Villa María en una entrevista con este medio.

"Estamos bien. Para los años que hemos pasado y que estuvimos en vísperas de ser cerradas, hoy estamos bien. No obstante las inversiones que se han realizado y las que se están haciendo, todavía queda mucho trabajo por hacer, por el estado de deterioro en el que quedó la planta. Se ha ido evolucionando gracias al trabajo de la gente, especialmente el personal de reparaciones y mantenimiento. Todavía queda mucho para poder cumplir con los objetivos de producción", responde ante la pregunta periodista.

FFMM CARGAMENTOS.JPG

Para Toselli que la Fábrica esté bien es que esté trabajando y es agradecido con todos lo que han hecho parte de la remontada. Y recuerda que hace menos de cinco años atrás estuvo al borde de desaparecer producto del desfinanciamiento nacional y los discursos que evocaban que "no hacía falta una fábrica militar" y que terminaron con el cierre de la planta de Azul, que aún no logra reabrir.

Toselli recuerda esos momentos. Relata que les habían recortado todo el mantenimiento, que no había contratos, que echaron a trabajadores y que no sabían que podía pasar mañana. Fabricaciones Militares es quizá una de las industrias más importantes de Villa María. Con 85 años de historia y 370 trabajadores, hay más de 400 familias vinculadas a la firma, tanto en la ciudad como en la región.

FFMM TOSELLI.jpg

Un poco de historia

La Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos Villa María se creó en 1937. Tiene su origen en una iniciativa del Ministerio de Guerra, que en 1926 realizó estudios sobre la necesidad de tener una planta que permitiera a la Argentina abastecer pólvoras y explosivos a las Fuerzas Armadas y de Seguridad, de acuerdo a las exigencias del Sistema de Producción para la Defensa Nacional.

Sus instalaciones se encuentran en un predio de 316 hectáreas, ubicado aproximadamente a 7 kilómetros del centro de nuestra ciudad. En su inicio, funcionaron las plantas de Éter Dietílico, Pólvoras Monobásicas, Pólvoras de doble base, Nitrocelulosas, de ácidos, de nitroglicerina y de dinamita.

Luego inició la producción de explosivos de uso civil, de Nitrocelulosa para lacas y pinturas y pólvoras de uso en cartuchería deportiva. La Planta de Eter Dietílico y la Planta de Pólvoras Deportivas cuentan con certificación de Calidad ISO 9001.

Hacia adelante

Desde 2012 abastece de producción a una mina en San Juan. También produce para Fray Luis Beltrán y tiene importantes compromisos con una multinacional peruana -contrato firmado el año pasado-, que compró la producción total de pólvora para los próximos 5 años. Desde Perú esperan entre cinco y seis mil toneladas de pólvora y hoy se producen 2,5 mil toneladas. Se espera con ansias la reapertura de Azul, que podría ser en noviembre.

FFMM REUNIÓN.jpg

Además, en FFMM se producen las propias materias primas, como la nitrocelulosa o las celulosas. "Hay tareas que son muy delicadas, que no podrían hacerse de otra manera que no sea manualmente, por eso lo más importante para nosotros es la seguridad de nuestros trabajadores, porque es mucho lo que hacen", afirma Toselli.

Y agradeció: "Nos sostiene la pericia, la voluntad y el corazón de la gente que trabaja, del personal de Mantenimiento, los de Producción, Almacén, Compras, Administrativos, Sanidad, todos los que forman parte de esta familia".

"Incluso en los difíciles tiempos de la pandemia trabajamos a destajo con el principal valor puesto en la seguridad del trabajador. Estamos agradecidos, estamos bien y con trabajo, y eso nos hace bien", reflexionó.

Desde Fabricaciones Militares se sumaron al saludo por el mes de la industria, no sólo para los que forman parte de su familia, sino también los que integran la familia de industriales de la ciudad y la región.

Dejá tu comentario