Destacada Principal | familia | Chaco | vecina

Villamariense pide ayuda para una familia del Chaco

Esta familia solía trabajar en tambos de esta zona, pero actualmente se encuentran viviendo en extrema pobreza en el Chaco. Una vecina busca ayudarlos.

María Inés es una vecina villamariense que se contactó con Villa María Ya! para pedir ayuda para una familia que se encuentra viviendo en el Chaco pero que supo trabajar en los tambos de este zona.

El más afectado de la familia es Jesús, un pequeño de dos años con desnutrición marasmática y que se alimenta a través de un botón gástrico.

"Jesús es un niño que hoy necesita de nuestra ayuda para comprar leche y pañales, cosas de higiene. Tiene 1 añito y 11 meses; él y su familia están necesitando de nuestro granito de arena ya que él toma una leche especial", reza la difusión.

"El padece parálisis cerebral y se alimenta a través de un botón gástrico. También tiene una DESNUTRICIÓN MARASMATICA; él toma leche VITAL 2 o 3 LASTOZADA. Ayúdame a ayudar, todos por Jesús".

Dentro de las donaciones que María busca juntar se encuentra una silla postural, nebulizador, aspirador y comida. Pero también pide por la posibilidad de que los padres de Jesús puedan conseguir trabajo en Villa María para volver aquí y vivir en mejores condiciones.

"Ellos piden trabajo acá y casa acá para darle una buena vida a Jesús. Para alquilar, nada regalado", comentó a este medio María Inés, quien describió las condiciones paupérrimas en las que viven en la provincia del noreste argentino.

"Buscan salir del la miseria que es el Chaco. Viven sin luz, sin agua y toman agua de unas cunetas cuando llueve. Se están muriendo; yo les comento porque comen porotos y arvejas como comida diaria, eso es lo que reciben de ayuda del municipio".

Esta familia se fue de Villa María hace 3 años. Todos los años volvían aquí para trabajar por temporadas, pero actualmente "no pueden porque los boletos están demasiado caros".

"Ellos trabajaban de tamberos, hacían trabajo rural para el lado de Ana Zumarán, pero volvieron porque tienen a sus papas muy grandes y quedó huérfano un sobrinos de ellos que tiene discapacidad. Yo les dí para que vayan al Chaco, pero no han vuelto".

María comenta que "no son familia de sangre, pero sí de corazón". Incluso es madrina de uno de los hijos de la pareja. Para colaborar, comunicarse al siguiente contacto: 3534-133427

Dejá tu comentario