Destacada Principal | Fiebre Amarilla | Asistencia Pública | vacunas

Fiebre Amarilla: Pedí turno, hay vacunas en la Asistencia

Aquellas personas que viajen al exterior se pueden inocular con la vacuna contra la Fiebre Amarilla en la Asistencia Pública del área de salud municipal

la inoculación puede se puede realizar en bebes de nueve meses en adelante y está destinada a quienes tengan previsto viajar, especialmente aquellos que lo hagan al exterior.

La inmunización contra la fiebre amarilla está disponible en el "vacunatorio" de la Asistencia Pública Municipal. Las personas que tengan previsto viajar a los destinos en los que se requiere esta prevención sanitaria, deberán solicitar un turno para recibir la dosis en el espacio de Lisandro de la Torre y Catamarca.

La fiebre amarilla es una enfermedad viral cuyos síntomas más comunes son fiebre aguda y hemorrágica, dolores de cabeza, nauseas y vómitos.

Los niveles de letalidad alcanzan el 50 por ciento

En áreas selváticas, África y Sud América, el virus es transmitido por la picadura de mosquitos haemagogus y sabethes, mientras que en áreas urbanas utiliza el mismo vector que el dengue, es decir, el mosquito aedes aegypti (traducido: Inmundo egipcio).

Respecto a la inoculación contra la Fiebre Amarilla, es importante destacar que la solicitud de turno se hace necesaria ya que la vacuna se presenta en frascos que contienen 10 dosis cada uno. Cuando un envase es abierto, debe ser utilizado en los minutos siguientes, porqué de lo contrario pierde su efectividad y debe ser desechado. Por tal motivo, los turnos permiten ordenar y garantizar grupos de diez personas para ser inmunizadas.

Cada viajero debe corroborar si la vacuna es exigida en su destino o si se recomienda su colocación. Es importante señalar que la inoculación contra la fiebre amarilla se realiza una vez y otorga inmunidad de por vida, por lo que no es necesario colocar refuerzos.

En Argentina la última epidemia de Fiebre Amarilla se generó en 1871, oportunidad en que murieron más de 14.000 personas.

Dejá tu comentario