Política |

Fría y tensa relación: Gill lo invitó a Macri al Festival de Peñas pero el presidente lo puso en el frezer

El aeropuerto regional Villa María estaba tomado. Gendarmería, Policía Aeronáutica, Policía Federal y la Provincial además de agentes del Servicio de Seguridad Presidencial. No entraba ni salía nadie. Todo estaba “controlado” para la llegada de Mauricio Macri en el avión presidencial. Tango 10. Ayer por la mañana.
A la aero estación sólo ingresaron Darío Capitani, la edil Karina Bruno y el intendente, Martín Gill. La legisladora Nora Bedano y el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz se quedaron afuera. ¡No los dejaban pasar! Gill logró destrabar solo el ingreso solamente de la ex intendente Bedano. La salvó su condición de legisladora provincial.

Superada esa instancia a los pocos minutos, en el helicóptero de la provincia arribó el gobernador, Juan Schiaretti, quien junto con Gill pasaron a una recepción VIP que se había armado. Entre ellos hay sintonia, dialogo.

Llegado el avión presidencial, minutos después, y con Macri en la pista el intendente Gill lo saludó fríamente. ¡Ni siquiera lo declaró huesped de honor!. Ni le dio la bienvenida actitud esta que que habría molestado a los dirigentes del PRO y así se lo hicieron saber al propio titular del Ejecutivo local.

Macri le devolvió el saludo solo de manera formal y protocolar. Ni una sonrisa. Un par de horas antes el jefe comunal villamariense había pegado duro, por la red social Facebook, por el recorte a las universidades nacionales (entre ellas la de Villa María) en el Presupuesto de la Nación para el 2017.

Luego Macri saludó a Schiaretti y juntos subieron en el helicóptero presidencial y de allí a Las Varillas, Hernando, para regresar luego al aeropuerto pasada las 12. Allí lo volvió a esperar Gill.

En la pista del aeropuerto. La despedida fue como el arribo. Tenso. Sólo protocolar. El saludo fue más frío y Gill ( a su lado estaba Capitani) le entregó una invitación formal (carpeta mediante) para que asista a la edición 50 del Festival de Peñas, que se realizará entre el 9 y el 13 de febrero del año próximo lo que Macri ni agradeció ni confirmó su presencia. Nada. Para luego trepar al avión presidencial y regresar a Buenos Aires.

En el aire quedó flotando muchas cosas. Gill se perdió la oportunidad de reclamarle cara a cara al presidente, en un momento distendido, por alguna obra o acción de gobierno o intercambiar ideas o comentarios, que favorezcan a la comunidad ya que no todos los días Macri pasa por el aeropuerto “Néstor Kirchner”.

Foto: El momento en donde Gill lo invita a Macri al Festival de Peñas sobre la pista del aeropuerto.

Dejá tu comentario