Destacada Principal | Gill | licencia | oficialismo

Licencia de Gill: se aprobó nueva prórroga hasta diciembre

El oficialismo alcanzó los siete votos gracias a López y Cladera, del accastellismo. Durísimo debate entre el oficialismo y la oposición. Gill seguirá en Nación

Finalmente, y tras un extenso debate, el Concejo Deliberante resolvió aprobar una nueva prórroga a la licencia de Martín Gill, que seguirá en Buenos Aires como secretario de Obras Públicas. Fue fundamental el voto de los concejales del accastellismo: Daniel López y Juan Carlos Cladera acompañaron el proyecto, y queda claro que lo sucedido los últimos días fue humo.

La sesión fue caliente y se tiraron dardos constantemente. Mucho de lo dicho fue lo mismo que se dijo en las sesiones anteriores cuando se debatió la licencia de Gill. Pero, en esta oportunidad, hubo muchas rispideces.

Luis Caronni tildó de "dormido" a Julio Oyola por hablar a favor de la presencia de Gill en Buenos Aires, y dando a entender que no participa casi nunca.

Sesion Ordinaria - 24 de junio 2021

Karina Bruno criticó fuertemente al oficialismo. Dijo que no está en contra de que Gill siga en Obras Públicas, pero que se debería llamar a elecciones. Y cargó duramente contra el accastellismo por "vender humo" la última semana, generando expectativa de que "no sabía si apoyarían o no" una nueva licencia, pero que esos votos ya estaban resueltos. "Ustedes avalan que Gill no esté en la ciudad".

Y criticó a Pablo Rosso, el intendente interino, a quien apuntó porque "no tiene legitimidad social ni jurídica". Y, tras leer una carta de un comerciante que tuvo que cerrar sus puertas, criticó la gestión de la pandemia en la ciudad.

Fue Verónica Vivó, del oficialismo, quien respondió a Bruno. Estuvo de acuerdo en varios puntos, pero "se sorprendió" de que hablara de cierres de comercios cuando "su color político tomó decisiones que endeudaron al país por 100 años". Y cargó con dureza contra el macrismo.

Y defendió que la licencia será por seis meses "y después se verá". Además, valoró todo lo hecho durante estos meses de pandemia en la ciudad, de parte de la gestión municipal.

Más allá de las interpretaciones que se hacen de la Carta Orgánica para que Gill pueda seguir en Buenos Aires, lo cierto es que sucedió lo esperado, no hubo sorpresas. Queda conocer como fue el dialogo entre accastellistas y gillistas, para hacer la paz.

Dejá tu comentario