Sociedad |

Grave: De hecho y de manera ilegal directores de secundarios públicos arancelaron inscripciones

No sólo el IPEM 147 “Manuel Anselmo Ocampo” tiene arancelada la inscripción, a pesar de ser un establecimiento público, oficial, del Estad o cordobés, que debe garantizar la educación gratuita, pública y laica,  sino que similar situación se origina además en el IPEM 275 ex Colegio Nacional y hasta en el IPET 49 “Domingo Faustino Sarmiento” y el hecho  que es grave estaría avalado, por el silencio que adoptó ante la denuncia de padres, desde la Inspección de Nivel Medio, que preside la profesora, Silvia Ballarino (foto).

La noticia se genera con las denuncias formuladas por padres en el Facebook de Villa María Ya! cuando este diario digital hizo conocer el malestar de una mujer por el arancelamiento, de hecho, irregular e ilegal, de 500 pesos por alumno, de primero a sexto año, fijado por el IPEM 147 “Manuel Anselmo Ocampo”. Allí también se denunció que en la ex Escuela del Trabajo se cobra 800 pesos per capita.

Obviamente montos estos inferiores a los que se tarifan en establecimientos privados como la ESIL, San Antonio, Rosarinas, Instituto Rivadavia, Dante Alihieri.

Mucho más que la inscripción

El IPEM 147 “Manuel Anselmo Ocampo” (ex escuela Superior de Comercio) n o solo tiene arancelada la inscripción, en 500 pesos, por alumno, a pesar de ser un establecimiento escolar público y gratuito sostenido con fondos del Estado provincial, sino que además fijó una tarifa, según los padres, 20 pesos por trimestre para que los padres puedan acceder a una planilla de escolaridad donde están las notas que obtienen sus hijos en las distintas materias que cursan y obligan a pagar a los progenitores un seguro por el servicio de urgencias privado que la institución tiene contratado.

Y, como si fuera poco, hasta le obligan a los padres a adquirir un cuaderno de comunicaciones.

Todas estas “novedades” salieron a superficie luego del reclamo que se hiciera público, por parte de Villa María Ya! del pago de una cuota de inscripción de 500 pesos, para todos los alumnos de primero a sexto año, lo que generó el malestar de padres y familiares al provenir la decisión de un establecimiento público que debe asegurar el acceso al servicio de educación, por igual, a todos los integrantes de la sociedad.

Ante la decisión de “arancelamiento trucho” por parte de los directivos del ex Comercial padres anticiparon que harán la correspondiente denuncia ante la Inspección de Institutos de Nivel Medio porque más allá del cobro no hay tampoco control alguno sobre los gastos que, supuestamente, se pagan con el dinero que se recauda.  El problema es que desde la Inspección, al mantenerse al margen de los reclamos, se sospecha habría dado de hecho el consentimiento para el cobro de inscripciones lo que, de confirmarse, sería un hecho grave.

Otro dato no menor. Una madre denunció además el cobro compulsivo del arancelamiento en la institución de calle Catamarca al sostener, Angie Arevalo, que ” te dicen  que si no te gusta sacá (a los chicos) del colegio”.

 

 

 

Dejá tu comentario