Destacada Principal | hidrógeno | Argentina | energía

¿Cuáles son las pros y contras del proyecto hidrógeno verde?

Villa María Ya! se contactó con el ingeniero Mario Pierantonelli, quien brindó su punto de vista sobre el proyecto para producir hidrógeno verde en Argentina.

Villa María Ya! se contactó con el ingeniero y docente de la carrera en Ambiente y Energías Renovables (UNVM), Mario Pierantonelli, quien brindó su punto de vista sobre el mega proyecto para producir hidrógeno verde en Argentina utilizando la energía eólica de la Patagonia.

¿Por qué el hidrógeno se puso de moda?

"El tema es viejo pero no se había avanzado demasiado hasta ahora, que volvió principalmente por el tema cambio del climático. Del hidrógeno acá en la Argentina hay proyectos desde los años 80, de almacenarlo en reductos subterráneos, lo cual es muy complicado porque el hidrógeno se filtra por todos lados. Es muy complicado almacenarlo y transportarlo".

"Esto puede ser un boom del momento, y puede llegar a ser positivo de acuerdo a cómo se maneje. Se está usando un recurso renovable como es el viento, pero no obstante hay toda una serie de externalidades que acompañan a la energía eólica; todo tiene pros y contras, y en el caso de la energía eólica también tiene algunos problemas ambientales, como la afectación al paisaje o al curso de las aves, pero no contamina. Además, en la Patagonia, las contras de los eólicos se ven minimizadas".

¿Cómo funciona el proceso?

"La energía eólica del viento se convierte en electricidad en los molinos, y esta se usa para producir hidrógeno en una especie de piletas cerradas que se llama electrolizadores. El nombre hidrógeno verde viene del hecho de que su producción no contamina, ya que la energía proviene de una fuente renovable y limpia".

"Lo que se hace es descomponer la molécula del agua, H2O, lo que da por resultado una molécula de Oxígeno por cada dos de Hidrógeno. El oxígeno en este caso sería un residuo pero no contamina y puede utilizarse para otras cosas. Otros residuos serían las sales del agua, que también pueden utilizarse o convertirse en un pasivo ambiental. Otra de las contras es que los electrolizadores suelen usar metales escasos que son muy caros".

"El almacenamiento puede ser de forma criogénica o en tanques a presión: desde ya que las pérdidas son muy peligrosas porque el hidrógeno es altamente inflamable y explosivo. Como en cualquier emprendimiento, hay que sacar la relación de costo/beneficio para los inversores y para el país, que en este caso está poniendo el recurso eólico e hídrico a disposición".

¿A quién beneficia principalmente este modelo?

"Yo lo que veo es que las petroleras, viendo como viene la mano complicada, de esta forma están vislumbrando un nuevo negocio, que va a ser el negocio de venta y distribución de hidrógeno de forma centralizada, manteniendo toda la estructura de estaciones de servicio, buques, etc".

"Si vos tenés un auto eléctrico con baterías podés cargarlo con tu propio panel solar sin comprarle combustible a nadie, lo cual asusta a la economía mundial, sobre todo a las grandes corporaciones. Al hidrógeno lo están viendo como una continuación de los monopolios automovilísticos y petroleros. Yo quisiera saber qué regalías se están negociando".

¿Esto se hace en otros países del mundo?

"Esto lo está haciendo Chile en este momento por ejemplo, pero con energía solar en lugar de eólica. También en Brasil, en Ceará, que recibirá un inversión de 2 mil millones de dólares. En Australia hablan de que se hará la mayor planta de producción electrolizadores del mundo, y es de Fortescue, el mismo grupo que vendría a la Argentina a usar estos electrolizadores".

"En Argentina se sabe que hay un recurso y potencial disponible de muy buena calidad; hay que tener la mente abierta y espíritu crítico para analizar las diferentes ofertas de una tecnología que está en franca expansión en el mundo, y elegir la más conveniente para el país. Esto implica un análisis técnico, económico y ambiental".

"En este momento las cifras de las que se habla en Argentina con confusas y no del todo coherentes con las limitaciones físicas de los procesos relativos al hidrógeno. Es necesario esperar a tener cifras oficiales y detalles del proyecto".

Dejá tu comentario