Destacada Principal | homicidio | imputados | hombre

Declararon los imputados por el homicidio de Martínez Vidal

Empezó el juicio y declararon Máximo y Agustín, hijos de Nelson Druetta. Todos están imputados por la muerte de Luis Martínez Vidal el 24 de diciembre del 2020

Empezó esta mañana el juicio con jurados populares que buscará saber qué pasó el día que mataron a Luis Martínez Vidal, un hombre oriundo de Laboulaye, pero que vivía en el centro sur de nuestra ciudad. En ese marco, quienes declararon fueron Máximo y Agustín, hijos de Nelson Druetta, todos imputados por el homicidio del hombre.

Cabe recordar que en la acusación se describe que los tres habrían participado en la muerte de Vidal, a quien habrían ultimado a palazos, además de herir a un amigo de él -Nicolás Héctor Ancovic (60)- en el exterior de una casa ubicada en Entre Ríos al 522.

El hecho sucedió el 24 de diciembre del 2020 y desde ese momento permanecen detenidos a la espera del juicio que ahora se está desarrollando en la Cámara del Crimen.

Lo que dijo Agustín

Los dos hijos dijeron que no estuvieron en el lugar de los hechos y contaron su versión. Por un lado Agustín, el más grande de los dos, aseguró que ese día había salido de su trabajo en el Mercado de Abasto y se había ido a almorzar con su novia, al barrio Las 400 Viviendas. Después se fue a lo de su abuela, que vive en un sector ubicado entre Los Olmos y el Beletti, pero tuvo que salir porque sus familiares lo habían llamado diciéndole que había un hombre tirado en la vereda frente a su casa. El pensó que era un problema del hombre, que vivía en un departamento del lugar -y que, según él, siempre tenía problemas- pero finalmente, cuando fue a su casa, vio que no estaba ni su papá ni su hermano. Entonces regresó a lo de su novia donde le confirmaron que su papá había sido detenido y buscó medicamentos y una colcha para llevarle.

Qué declaró Máximo

En tanto Máximo, el hijo más pequeño, de 19 años, dijo que cuando llegó a su casa a la noche se durmió escuchando música y sólo despertó cuando su papá le pidió que llamara a Agustín porque había otro hermano, por ruidos en la planta baja.

La versión del padre es que dos personas se metieron en su casa y lo amenazaron con un arma y se defendió. Contó que cuando vio por la ventana había una persona tirada en la vereda.

Se prevé que en este juicio declaren una veintena de testigos, si todos los testimonios se consideran pertinentes, y la sentencia debería estar para antes del fin de semana.

JUICIO 7-11-22 (online-audio-converter.com).mp3

Dejá tu comentario