Destacada Principal | IFE | Anses | Social

IFE 4: no hay definiciones por el cuarto pago de los $10.000

Sigue la indefinición en torno al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) debe tomar una decisión.

El cuarto pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por 10 mil pesos, que hasta el momento alcanza a casi nueve millones de personas, sobre todo desocupados o trabajadores de la economía informal con el objetivo de mitigar los efectos de la pandemia en la actividad económica, todavía está en discusión en el Gobierno.

La indefinición en torno del IFE y los rumores que comenzaron a circular respecto de la continuidad de ese beneficio, llevaron también a la directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, a expresarse en las últimas horas.

“Si existe un cuarto pago o se avanza en otra política social de acompañamiento con otras perspectivas, se definirá en los próximos días”, indicó la funcionaria.

En tanto, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni subrayó: “Lo que va a haber es una herramienta para seguir asistiendo. Mientras haya poblaciones que requieren asistencia, mientras la población siga afectada por un fenómeno del Medioevo en el siglo XXI”.

En declaraciones a radio Rivadavia, el funcionario afirmó: “Es un tema que está en discusión y vamos a determinar cuál es la herramienta más idónea”.

Los dos puntos principales que están detrás de las discusiones en las que en estos días participa el Gabinete económico del Gobierno son los costos y la relajación de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

No obstante, según trascendió, una de las posibilidades en análisis es que la ayuda de 10 mil pesos involucre sólo a jóvenes de entre 18 a 24 años.

“La pandemia va ofreciendo una realidad distinta para analizar. Por eso no podemos decir ni cuántos IFE va a haber ni cómo van a ser. Lo que hacemos todo el tiempo es revisar en función de la salud y la situación económica y a partir de ahí tomar las decisiones”, afirmó Raverta.

“Si existe un cuarto pago o se avanza en otra política social de acompañamiento con otras perspectivas, se definirá en los próximos días”, indicó la titular de la Anses, Fernanda Raverta. (Maximiliano Luna)

Cada desembolso del bono de Anses se decide por una sola vez y le cuesta al Gobierno alrededor de $89.000 millones, el equivalente a tres meses de lo que gasta en el programa el de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

La pandemia va ofreciendo una realidad distinta para analizar. Por eso no podemos decir ni cuántos IFE va a haber ni cómo van a ser (Fernanda Raverta, titular de Anses)

Con el objetivo de reducir a 4,5 puntos del PBI el déficit primario para el año que viene, la previsión del ministro de Economía Martín Guzmán es mantener un presupuesto similar al que sin ley se aplicó este año, pero restando los gastos extraordinarios que se decidieron en el contexto de pandemia.

No hay que perder de vista que la relajación de las medidas de aislamiento social y una curva de casos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires que permite especular con que ya alcanzó un pico, hace que en el Ejecutivo se empiecen a preguntar si ya es hora de cortar con una asistencia que se basa en el freno a actividades que en muchos casos han vuelto a desarrollarse.

El lunes, la Anses aclaró que no habría pago junto con el inicio del calendario de la Asignación Universal por Hijo (AUH) de octubre. Hasta el momento las tres ediciones anteriores del IFE habían empezado depositando el extra de $10.000 a los beneficiarios de la AUH.

“Por temas administrativos ya no se llega a pagar desde el 8 de octubre en conjunto con la AUH. Pero no está descartado aún que se pague igualmente”, afirmaron fuentes de Anses a Infobae.

Cabe recordar que en el semestre que hasta ahora acumulan las medidas de aislamiento social hubo tres pagos del bono de Anses, a razón de uno cada dos meses. Pero a diferencia de otros beneficios de organismo previsional, el IFE nunca fue diseñado como un pago mensual ni, tampoco, como un pago bimensual.

Según un informe difundido por Anses, “si bien el IFE surgió como una respuesta a la situación económica y productiva coyuntural que implica el aislamiento obligatorio, pone sobre la mesa problemas estructurales” y “expone cómo la desigualdad también es un factor amplificador de los efectos negativos de la pandemia”.

FUENTE: Infobae

Temas

Dejá tu comentario