Increíble: La Muni paga sueldo a un funcionario sólo por tener buenas migas con la Policía

No hay dudas que en la actual gestión municipal se producen hechos que la hacen distinta a las de Eduardo Accastello, Nora Bedano y Miguel Veglia.

Una de las características es que “nadie se quedó afuera” y “Su Majestad” (así lo apodan al jefe comunal actual) colocó a todos en distintos casilleros y es aquí donde hay hechos que llaman la atención porque queda claro que, a la hora de reunir cantidad de colaboradores, Martín no anda con chiquitas.

Para ejemplo basta con un par de botones.  Designó a un ex funcionario de Eduardo -que en la campaña a gobernador era quien le hacía de chofer mientras los villamarienses esperábamos que cumpliera su anterior rol en la dirección de Centros Vecinales, Hermán Ipólito, como director del Parque de la Vida (¿?) por lo menos en lo que hace a recibo de salarios ya que en el lugar casi ni se lo conoce.

Otro hecho: El ex comisario Daniel Ferreyra (parece que el destino de todos los ex jefes de la Departamental pasa por Sobral y Mendoza donde les encanta tener a uniformados como funcionarios) que era el segundo de Tránsito en la gestión de Carlos “Semáforo” De Falco, al no digerirlo Rafael “Brad Pitt” Sachetto no solo lo reemplazó por el ex comisario Carlos Vivas sino que Ferreyra, lejos de irse a su casa (ya percibe una jubilación por el cargo policial que ocupó y no es la mínima) fue nombrado con el cargo de Director y sólo tiene como trabajo “las relaciones” entre el Municipio y la Policía provincial. Para algunos esta decisión es considerada “otra jubilación” ya que Ferreyra, en lo político- con la actual gestión- quedó orbitando muy lejos pero eso sí: Cobra!

¿Cuántos cargos como los de Ipólíto y Ferrerya se pagan mensualmente? Seguro no son unos pocos. Si se dejara de hacerlo la ciudad no perdería nada y ganaría en ahorros, ahora que la gestión enfrenta días de vacas flacas en los bolsillos.

Cobrar y no transpirar la camiseta (como reclamó alguna vez a los ediles el entonces presidente del Concejo Deliberante, Gregorio Felipe) también es corrupción.

Dejá tu comentario