Judiciales |

Juicio por tenencia de marihuana en la cárcel: La Cámara dispuso cuarto intermedio hasta la semana próxima

 

La jueza Silvia Saslavsky de Camandone dispuso un cuarto intermedio en el juicio que se le sigue en la Cámara del Crimen a Gustavo Lovera (38), imputado por tenencia de estupefacientes para su comercialización dentro de la cárcel.

20160812_114959 Lovera se encontraba alojado en el pabellón de los reclusos con buena conducta (de atenuados como se lo llama en la jerga) en la Unidad penitenciaria Nº 5 de barrio Belgrano, cuando durante una requisa, en la celda Nº 10, que es la que utilizaba el imputado junto a otro interno, los guardias secuestraron 21 gramos de marihuana dentro de una bolsa de red que colgaba de una de las paredes. También encontraron un celular en un hueco de un colchón de la celda, y en poder de Lovera la suma de $ 2.743,00.

La Cámara recibió el testimonio de los tres guardias que realizaron la requisa.

Luego de escuchar los alegatos del Fiscal Francisco Márquez y de la defensora de Lovera, la Asesora letrada Silvina Muñoz, la camarista Silvia Saslavsky ordenó un receso y a posteriori anunció el cuarto intermedio hasta el jueves 18 del corriente a las 12 horas. Si no surge ninguna novedad, resta ofrecer la última palabra al imputado y luego la lectura de la sentencia.

En sus alegatos, el fiscal Francisco Márquez validó la prueba existente en el expediente y solicitó la “mínima” para el delito de tenencia de estupefaciente para su comercialización dentro de la cárcel, seis (6) años de prisión efectiva a los que deben sumarse los dos años y cinco meses de la condena que está cumpliendo Lovera, por lo que la pena solicitada por Márquez a la Cámara es en total de 8 años y 5 meses de prisión. Además pidió que se corriera vista a la fiscalía de turno para que se investigue el ingreso de estos elementos al penal de barrio Belgrano.

Por su parte, Silvina Muñoz se pronunció por un cambio de carátula al marcar algunas controversias en la forma de realizarse las actas donde Lovera “reconoce” que la marihuana hallada era de su propiedad. Solicitó que la causa se encuadre dentro del delito de tenencia simple que tiene una pena mínima de dos años de prisión. En caso, que el tribunal no concuerde con la solicitud, la Asesora Letrada abogó por la inconstitucionalidad de la ley, al señalar que no estipula en la fijación de las condenas una proporcionalidad de acuerdo con la cantidad y el tipo de estupefacientes.

Gustavo Lovera, oriundo de El Trebol, provincia de Santa Fe,  fue restituido al penal de San Francisco, donde cumple una condena de 6 años y 6 meses por abuso sexual gravemente ultrajante desde el 5 de agosto de 2010. Estaba en condiciones de salir en libertad condicional en agosto de 2015, es decir cuatro meses después de ser denunciado por este caso. (12 de mayo de 2015).

Dejá tu comentario