Destacada Principal | juicio | Viaut | Villa María

Arranca el juicio al fiscal federal Luis Viaut

El juicio comienza hoy en Córdoba. La causa contra el fiscal federal de San Francisco fue instruida por su par de Villa María, María Marta Schianni.

Fue la fiscal federal de Villa María, María Marta Schianni, quien instruyó la causa contra el magistrado, quien se encuentra acusado de un delito denominado concusión agravada, que es el intento de cobrar coimas para cajonear una causa, así como de tráfico de influencias y cohecho.

En uno de los hechos, tanto a Viaut como a otro imputado que es empleado de esa fiscalía, Darío Fabián Rivarola, se los acusa de haber exigido elevadas sumas de dinero para cajonear actuaciones en contra de los miembros de una cooperativa de El Tío. Estos integrantes decidieron realizar una denuncia, ya que aseguraban que no tenían nada para esconder.

Asimismo, el segundo hecho es por influir en otro Poder Judicial, concretamente en la Justicia Provincial con sede en Bell Ville, y allí hay más particulares acusados. Concretamente, son Gerardo Agustín Panero, Walter Gustavo Fattore y Víctor Brugnoni, quien habría entregado dinero para que mejorara la situación procesal de su hijo.

Finalmente, hoy el fiscal federal va a estar sentado por estos graves delitos en el banquillo de los acusados. Vale señalar que Viaut continúa cobrando como magistrado, ya que se encuentra con licencia médica.

Los vínculos con Villa María

Por otra parte, vale señalar que el vínculo de esta causa con Villa María es múltiple, ya que aquí se hizo la investigación que terminó con la imputación y elevación a juicio. Asimismo, el fiscal de Cámara será Carlos Gonella, un hombre nacido en Oliva pero criado entre Villa Nueva y Villa María, hasta que fue a cursar sus estudios de abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba.

Asimismo, el juicio tiene entre sus integrantes a un Tribunal constituido por los vocales Mariano Acosta, José Fabián Aziz y Julián Falcucci, quien se desempeñó como fiscal federal de Villa María.

Finalmente, un empleado que cumplía funciones en la defensoría federal de la ciudad fue descubierto, según la acusación, cuando pasaba información sobre medidas procesales de la causa a Rivarola, uno de los acusados. Ante esto fue inmediatamente sancionado y separado de su lugar de trabajo.

Sin embargo, sigue cobrando porque la sanción no está firme. Vale señalar que la medida se mantiene en total hermetismo en la Justicia Federal, aunque fue confirmada a este medio por el propio afectado, quien señaló que está gestionando por vía sindical que no se haga efectiva.

Dejá tu comentario