Destacada Principal | juicio | Asociación ilícita | Justicia

Por segunda vez a juicio, por asociación ilícita

La justicia federal tiene sentado en el banquillo de los acusados por segunda vez a un grupo encabezado por Fernando Cuello, por asociación ilícita.

La justicia federal tiene sentado en el banquillo de los acusados por segunda vez a un grupo encabezado por Fernando Cuello, empresario de Río Tercero que fue investigado por la Fiscalía Federal de Villa María y que fue condenado el año pasado, por lo que por segunda vez han sido acusados por asociación ilícita fiscal, apropiación de tributos y evasión de la actividad cerealera.

Hacían un inventario, una estructura jurídica para evadir impuestos, por eso fueron condenados aunque hay que señalar condena aún no esté firme. El año pasado y como consecuencia de esa primera causa surge una segunda investigación que también llevó adelante con la la fiscal María Schiainni por lavado de activos.

Es decir ellos podían, según la acusación, ganar un dinero de manera ilícita evadiendo impuestos, armando esta estructura jurídica por la que fueron condenados el año pasado y tenían que ingresar ese dinero al circuito legal y lo hacían comprando bienes, también armando una estructura jurídica con sociedades de las que ellos eran accionistas para prestar dinero.

Por ejemplo una de las sociedades llama la atención porque está su objeto social es transporte de carga, pero nunca hicieron esa actividad sino que se dedicaban a prestar dinero. De esta manera ingresaban al circuito legal el dinero ilícito, esto es lo que dice la acusación.

Por segunda vez a juicio, cometiendo el mismo delito

Por estas situaciones que llegan por segunda vez a juicio y el fiscal que sostuvo la acusación fue Carlos Bonelli ayer en las últimas horas estuvo alegando por qué pide condena y estuvo acompañado también por el auxiliar fiscal Federico Massei y solicitaron al Tribunal Oral Federal número uno que está integrado por los jueces Carolina Prado, Mario Martínez y José Quiroga Uriburu que imponga penas de cuatro años y seis meses de prisión para siete personas que están acusados del delito de lavado de activos.

Además de esta situación de la del pedido de pena, exige también que se decomisen los inmuebles adquiridos por esta maniobra, hay una veintena de inmuebles por ejemplo en Puerto Madero en la ciudad de Buenos Aires para tener una idea del dinero que estaban movilizando según el alegato pronunciado el miércoles desde 2008 Fernando Puelli su ex pareja que ya está fallecida junto con los demás imputados formaron esta organización delictiva para cometer diversos ilícitos tributarios.

Para ello utilizaban empresas fantasmas. Recordamos este primer hecho por el que fueron condenados, como consecuencia de esta actividad los imputados lograron evadir más de cincuenta y siete millones de pesos. Y esta fue la cifra, estamos desde 2008 en adelante que inyectaron a la economía formal.

Estos delitos fueron encuadrados en lavado de activos. Lavado de activos agravado por la habitualidad y por formar parte de un grupo para su comisión continuada. Y allí señalaron a Puello como principal a Ferrer y Guevara como coautores Jorge Ferrer y Sergio Guevara como coautores Rubén Seba como cómplice necesario y el resto de los imputados como cómplices no necesarios, después del alegato seguramente se conocerán los argumentos de la defensa que finalmente los jueces dispongan si absuelven o condenan a los empresarios cerealeros de Río Tercero que por segunda vez están sentados en el banquillo de los acusados.

Informe de Patricia Gatti - Por segunda vez a juicio, por asociación ilícita

Dejá tu comentario