Sociedad |

La Ley de Seguridad Eléctrica genera más costos para los inquilinos: Electricistas no respetan la tarifa

La Ley de Seguridad Eléctrica, que pretendió dotar de mayor seguridad a las instalaciones eléctricas en toda la provincia, devino en una polémica norma, sin una aplicación clara y con un claro perjuicio para quienes menos tienen.

Con informaciones cruzadas entre el Ersep y la Epec, los usuarios debieron asumir altos costos y peregrinar detrás de algunos trámites. La norma exige que para conectar la luz o cambiar la titularidad, se debe presentar un certificado firmado por un electricista matriculado que de cuenta del buen estado de la instalación.

Nadie respeta la tarifa

El certificado tiene un costo, fijado por el Ersep en 500 pesos, pero cada profesional lo fija discrecionalmente, sin respetar el valor establecido. Escudados en la responsabilidad que asumen, aún por una instalación en excelentes condiciones, firmar el certificado cuesta varias veces esa cifra.

Muchos de estos reclamos llegan a la Auditoría General en donde informaron que algunos “no pueden pagarlo”. Alicia Peressutti explicó que en su repartición pusieron una persona encargada de la relación con Epec.

Existe también una discusión sobre quién debe asumir el costo del mismo, y el propietario le traslada habitualmente el costo al inquilino.

Pierde el inquilino

Los inquilinos llevan la peor parte, ya que pasan muchos días sin poder solucionar el problema y sin luz. En muchos casos desde la Auditoría deben contactar a los propietarios, que deben garantizar la provisión eléctrica.

La norma no previó plazos ni diferentes situaciones, que se deben solucionar. La repentina puesta en vigencia de la ley sorprendió a todos y es necesario negociar entre las partes para alcanzar nuevos acuerdos.

Peressutti definió la situación como grave y explicó que quienes necesiten asesoramiento pueden presentarse en Chile 327 de lunes a viernes de 10 a 17


Foto: La Voz del Interior

Dejá tu comentario