Política |

La marihuana es el primer paso: Preocupa el fácil acceso a las drogas en el estudiantado secundario de la región

El dato surge de los resultados preliminares dados a conocer esta mañana de la encuesta realizada por el Consejo de Prevención a las Adicciones. Se trata de un trabajo de campo instrumentado entre 781 alumnos secundarios en escuelas de Villa María, Villa Nueva y James Craik.

Casi el 40% de los encuestados dijo que es fácil llegar a un porro de marihuana. En tanto, un porcentaje superior al 25% señaló que puede obtener tranquilizantes de manera sencilla.

Un poco más abajo se ubican la cocaína, los inhalantes, las anfetaminas, el paco y el éxtasis, en ese orden.

El 42% de los encuestados contestó que al menos en una oportunidad le ofrecieron consumir marihuana, mientras que solo un 15.5% reconoció que fue invitado con el “paco”.

Los jóvenes señalaron en sus respuestas que son las fiestas y recitales son los sitios donde en mayor medida se les ofrece este tipo de sustancia. El dato (no menor) indica según la compulsa que la “escuela y sus alrededores” ocupa el segundo lugar  donde se puede acceder a las drogas. 

Otro dato alarmante: El  27 %  de los estudiantes declaró que consume en su propia casa o en la de algún amigo. 

La encuesta fue realizada en 17 instituciones secundarias, dividido por franjas etarias: menores de 14 años, chicos entre 14 y 16, y mayores de 16. El instrumento contó con 120 preguntas de tipo múltiple opción, excepto dos abiertas en las que se consultó sobre aquello que identifican como problema y sus principales deseos.

Entre los primeros, la familia, el rendimiento escolar, las amistades y las cuestiones económicas son las principales áreas problemáticas que identifican. En cuanto a los deseos, aparecen con fuerza profesión, familia, trabajo y escuela.

En la presentación de los resultados estuvieron presentes el intendente Martín Gill, la legisladora provincial Nora Bedano, la secretaria de Inclusión Social y Familia, Claudia Arias; la directora de Asociación Nazareth, Verónica Valentín; el sacerdote Gustavo Gatto; inspectores educativos, representantes de escuelas participantes y funcionarios.

Fotografías: Gentileza El Gráfico y Prensa (municipalidad de Villa María)

 

 

 

Dejá tu comentario