La muni pidió suspender el remate de terrenos: Ofrece inmuebles para pagar la deuda

23 octubre 2019

La muni pidió suspender el remate de terrenos: Ofrece inmuebles para pagar la deuda

Esta mañana se conoció que se ordenó el remate para ocho terrenos de barrio Ramón Carrillo, de los cuales tres tienen algún tipo de construcción. El martillero Sergio Jara sería el responsable de la subasta que tiene como origen la causa denominada “Municipalidad de Villa María contra Omar Bautista Torasso y otro – Expropiación directa” bajo el número 323795 y se llevaría a cabo el 6 de noviembre a las 9 de la mañana.

Para intentar arribar a una solución definitiva, la Municipalidad presentó hoy un proyecto de ordenanza, ya que requiere la autorización del Concejo Deliberante, con el que se busca entregar en parte de pago inmuebles que son de su dominio, sin que se afecte a los adjudicatarios afectados por el embargo.

El proyecto de ordenanza tiene un doble objeto: cancelar la deuda con sentencia judicial a favor de los propietarios evitando que sigan incrementando los intereses; y a su vez, efectuar la regularización dominial de los vecinos de barrio Malvinas Argentinas.

En paralelo a la presentación del proyecto de ordenanza, desde el Ejecutivo informaron que “se hizo la presentación en Tribunales pidiendo la suspensión de la subasta para no afectar a los vecinos de barrio Ramón Carrillo, aún cuando sus contratos se encuentren en condiciones de ser rescindidos por los incumplimientos”.

 

Un poco de historia

La Municipalidad de Villa María declaró de utilidad pública y sujeto a expropiación, en el marco del Plan Federal 400 Viviendas, un terreno de los señores Omar Bautista Torasso y Néstor Vicente Torasso.

En 2004, la Municipalidad depositó en la Justicia el precio que por esas tierras fijó el Consejo General de Tasaciones de la Provincia de Córdoba. Ante la disconformidad del precio sugerido por el tribunal se desarrolló un juicio que tuvo sentencia el 21/11/2012, en la que se condenó a la Municipalidad a pagar una suma aproximada de 8 millones de pesos.

Todos los recursos de apelación presentados por el municipio tuvieron sentencia judicial a favor de los propietarios de los terrenos. La última fue en agosto de 2015.

 

De Gill en adelante

La actual gestión municipal cambió el criterio y comenzó las tratativas judiciales y extrajudiciales para lograr la cancelación de la deuda, evitando que continuaran generándose mayores intereses ante la falta de pago. Mientras tanto, los acreedores, y pese a existir una negociación en marcha, siguieron con el juicio, el cual hoy tiene una suma de alrededor de 36 millones de pesos por los intereses que generaron aquellos 8 millones iniciales.

Para cobrar esos 36 millones los señores Torasso, representados por el abogado Guillermo “Tuno” Valinotto embargaron bienes del municipio: la Playa de Estacionamiento de la Terminal de Ómnibus y terrenos en el barrio Ramón Carrillo. Esos sitios fueron embargados porque los adjudicatarios no cumplieron con su obligación de escriturar y de construir dentro de los tres años condición establecida para las adjudicaciones.

 

23 octubre 2019