Policiales |

Le cortaron el curro: Apartaron a un sargento que verificaba automoviles a domicilio por unos pesos

Verificar un automóvil se transformó en un trastorno para lograr una transferencia o para registrar un cero kilómetro. Sin embargo algunos agentes de la Policía de Córdoba, siempre atentos, encontraron un modo de resolver parcialmente el problema y hacerse de unos pesos en el camino.

La operatoria consistía en que el policía ofrecía, a cambio de una compensación en dinero, evitar las largas colas y esperas yendo él a donde se encontraba el vehículo para su verificación. En algunos casos iba a la concesionaria a verificar 5 o 6 vehículos juntos. Ese dinero iba directamente y en negro, al bolsillo del verificador.

En Córdoba Capital la fuerza separó a quienes realizaban esto y Villa María no fue la excepción, ya que desde la jefatura decidieron apartar a un sargento que identificaremos con las iniciales CP. Éste agente verificador exageró su buena voluntad cuando firmó algunas verificaciones estando de licencia. Aparentemente en los días de trabajo habitual, su ritmo de trabajo no llamaba la atención.

Esta situación denuncia los problemas del sistema y se constituye en un asunto grave ya que la firma del policía tiene carácter público, ya que da fe que el vehículo se corresponde con la documentación que lo avala.

El sargento CP fue apartado de su cargo, pero no de la fuerza policial, por lo que seguirá cumpliendo funciones pero en otro lugar.


Foto ilustrativa: La Voz del Interior
Audio: Radio Líder 

Dejá tu comentario