Policiales |

Le disparon en la cabeza y no quiso hacer denuncia ni que lo atiendan en el Pasteur

Raro. Un sujeto ingresó a la vivienda de otro. Discutió, sacó arma y le disparó en la cabeza tras lo cual huyó. La víctima tuvo la suerte que la bala le rosara el cuero cabelludo (lesiones leves) y no quiso hacer la denuncia policial aunque convocó a los bomberos para que, a través de primeros auxilios, le hicieran curaciones de rigor.

El hecho tuvo como escenario la casa de Intendente Correa y Arenales. Sólo aportó algunos datos la concubina de la víctima pero no habló más. Sólo dijo que el agresor lo conoce por un apodo y que tiene 25 años, por lo tanto no se lo pudo identificar.
Para la Departamental Policial se trató de un pase de factura que podría tornarse más grave por lo que está siguiendo de cerca a los protagonistas.

Nadie quiso hablar, no hay denuncia de un hecho típico entre quienes se mueven en el mundo de lo ilegal.

Es tal la actitud de la víctima que además de no querer denunciar sobre lo sucedido también se negó a ser asistido en el Hospital Pasteur.

El disparo que recibió fue en la zona del parietal izquierdo quedando el proyectil alojado en el cuero cabelludo.

 

Dejá tu comentario