Destacada Principal | lesiones graves | homicidio | pareja

Condenado por lesiones graves hacia su pareja

David Unzeta, que llegó acusado de intento de homicidio, fue condenado finalmente por lesiones leves calificadas. Él y la víctima narraron que fue un accidente

La justicia condenó a David Unzeta (20) a tres años de prisión por lesiones graves calificadas por el vínculo, en un hecho sucedido en julio del año pasado que tuvo como víctima a su pareja, Norberto Bazán, de 34 años. El joven del barrio Los Olmos había llegado al banquillo de los acusados imputado de homicidio en grado de tentativa, agravado por el vínculo, pero su relato y el de la víctima dieron cuenta que todo fue un accidente y que nunca hubo intención de matar.

Jorge Bustos sobre el juicio a David Unzeta

Cabe recordar que el juicio contó con jurados populares y que el fiscal Francisco Márquez, al escuchar los testimonios del imputado y la victima, había pedido que se cambiara la carátula a lesiones graves, y había pedido cinco años de cárcel que fue lo que finalmente el juez Félix Martínez entendió.

Tras cumplir más de ocho meses detenidos, Unzeta puede recuperar la libertad. En efecto, su abogado defensor, Jorge Bustos, ya inició los trámites para la liberación. La familia se mostró muy conmovida y feliz por el desenlace, ya que pronto podrán ver a su hijo fuera de la cárcel.

La historia

La audiencia inició pasadas las 11 y tanto el imputado como la víctima declararon ante el tribunal. En primer turno lo hizo el Unzeta y luego Bazán. Ambos dijeron, con más coincidencias que incongruencias, que sucedió un accidente y que no fue un intento de homicidio.

De sus relatos se desprendió que esa noche fría de invierno se encontraban preparando la cena. Unzeta pelaba papas con un cuchillo tipo tramontina, pero de cabo plástico; y Bazán estaba poniendo un pollo al horno. Conversaban y se hacían bromas. Bazán le decía alegremente "Yo amo a luci", haciendo referencia a la mamá de Unzeta. Todo esto en un tono jocoso, con "peleas" pero en broma.

En un momento se abrazan y, según relataron, Bazán se hizo hacia atrás un paso y Unzeta, que todavía tenía el cuchillo en la mano, lo apuñaló a la altura de la sexta vértebra, ocasionándole un daño en el pulmón.

Al darse cuenta de la sangre, Unzeta llamó al 107 con premura y acompañó a su pareja en la ambulancia hasta el Hospital Pasteur, donde fue atendido y le diagnosticaron 20 días de curación. Un policía de guardia en el nosocomio le dijo que volviera a su casa porque la División Investigaciones iba al lugar.

Unzeta regresó y colaboró. De todas formas, la policía le dijo que "nos tenés que acompañar" y quedó detenido desde entonces.

El imputado es un joven nacido en Los Olmos. Tenía una relación de larga data con Bazán pero hacía un mes que vivían juntos en una casa ubicada en Sucre al 2700. No consume drogas ni alcohol en exceso y trabaja con su papá. Además tiene el secundario incompleto. Estos son datos que se corresponden a sus condiciones personales.

Llegó a juicio representado por Jorge Bustos, quien respaldó la declaración de su defendido y pidió que se cambie la imputación.

La familia de Unzeta, feliz tras la sentencia

Condena

La justicia hizo lugar al pedido del abogado y el juicio terminó con la condena que se detalló al principio de esta crónica.

Dejá tu comentario