Crimen de Luna: Los peritos sostienen que Cingolani es imputable

10 mayo 2019

Crimen de Luna: Los peritos sostienen que Cingolani es imputable

Se realizó la segunda audiencia del juicio que se le sigue a Mariano Gutierrez Cingolani, quien es el único imputado por el crimen de la pequeña niña de cinco años Luna Vyera, en Tío Pujio. En esta ocasión quienes declararon fueron la psicóloga y el psiquiatra que llevaron adelante los peritajes. Los especialistas afirmaron que “Marianito” es imputable ya que tiene un retraso madurativo moderado.

El acusado durante la primer audiencia confesó los hechos por los cuáles llegó al banquillo. Lo que él negó pero de todos modos fue agregado a la causa es el hecho del abuso sexual contra Luna. Lo cual se confirmó luego de los pericias realizadas sobre el cuerpo de la nena.

Durante el juicio se intentó determinar si el encartado es inimputable o imputable por el hecho cometido. Lo que se discute es si Cingolani tiene la capacidad o no de entender el acto. La pregunta que se realizó el fiscal Francisco Marquez, fue ¿hasta dónde este retraso madurativo le impide reconocer semejante acto?.

Es necesario destacar que se encuentra sentado en el banquillo de los acusados producto de una pericia interdisciplinaria que determinó que es imputable, ósea que comprende la criminalidad de los hechos ocurridos el 19 de julio de 2017.

Para los especialistas

Los peritos, especializados en psicología y psiquiatría del poder judicial, declararon delante del tribunal. En primer lugar la licenciada Graciela Moreno y en segundo término el psiquiatra Ignacio Dalmases, coordinador del servicio de psiquiatría del poder judicial.

La psicóloga señaló que analizaron el discurso de Cingolani mediante diversos test, por tal motivo manifestó: “Cuando alguien acomoda su discurso a su beneficio es porque entiende que lo que hizo está mal”. Por ello se basó en las distintas versiones que dio el imputado durante las entrevistas que realizó, ante el cuerpo de profesionales.

Por otra parte el psiquiatra, manifestó que el imputado le contó en un determinado momento que el manejaba un tractor por la ruta 9, cuando trabajaba. Según el profesional manejar este vehículo requiere de habilidades complejas para una persona, esto quiere decir que la discapacidad no es tan grave para que lo inhabilite como conductor, por lo tanto comprende ciertas acciones que requieren de una cierta complejidad.

Para los especialistas el retraso madurativo de Cingolani es moderado. Esta aseveración fue explicada diciendo que aquel que tiene una discapacidad grave no puede hablar, pero el imputado sí se puede expresar correctamente en voz baja.

El juicio va a seguir el día lunes a partir de las 10 de la mañana donde se espera la sentencia para saber si Cingolani termina con una condena perpetua o si termina en una clínica psiquiátrica.

Audio: Informe Patricia Gatti para Radio Líder Argentina

 

10 mayo 2019