Destacada Principal | madre | bebé | guardia

Madre denuncia que se burlaron de su bebé en el hospital

Una madre decidió hacer pública una situación que vivió anoche en la guardia del Hospital de Bell Ville, donde ella manifiesta que se burlaron de su hijo de un año.

Cecilia Galletti, una madre de un niño de 1 año, debió asistir en la noche del jueves a la guardia del Hospital de Bell Ville, localidad en la cual reside, ya que su hijo sufría vómitos. Allí vivió una situación desagradable que decidió hacer pública en sus redes sociales.

La mujer comentó que en principio había asistido a la guardia ya que su pequeño, llamado Lisandro, tenia vómitos y comenzaba a ahogarse con ellos. "Mientras esperábamos mi bebé vuelve a vomitar y se ahoga, en ese momento estaban con nosotros otra personas en la sala y al ver lo que le estaba pasando a mi hijo empezaron a decir que volviéramos a tocar timbre para que nos atendieran en ese instante ya que veían como mi bebe tenia estos episodios de ahogamiento", relató la madre.

Posteriormente indicó que una vez que ingresó, su hijo se encontraba "un poco mejor", ya que había terminado de vomitar. En ese momento pasa una doctora, que se acerca a la madre y le hace un comentario.

"Se acercó y me dice en tono burlista "el ahogado está mejor que yo". En ese momento me cayó bastante mal pero lo dejé pasar porque estaba asustada por la situación vivida y prestando atención a mi hijo, no dije nada y pasamos a que le pusieran un reliveran", continuó el relato Galletti.

"Luego nos hicieron esperar un ratito para asegurar que no volviera a repetirse el cuadro por el que habíamos asistido. Mientras espero con mi bebé, vuelvo a escuchar a esta señora comentando a alguien (no vi porque estábamos encerrados por biombos) "el ahogado estaba mejor que yo" nuevamente con tono despectivo y burlista", explicó la madre del menor.

Asimismo, expresó: "No dije nada porque no soy de crear disturbios y menos en lugares así. Cuento todo esto ahora porque hace de anoche que me vengo comiendo la bronca y cada vez que lo pienso digo con qué necesidad ser así y más con un bebé chiquito".

Por otra parte manifestó: "Las personas que asistimos a la guardia no lo hacemos de gusto o para molestar al personal de salud, lo hacemos porque necesitamos atención. Me parece que este tipo de comentarios hay que tragárselos y cerrar la boca, más viniendo de un profesional porque sobre que uno va angustiado, tener que escuchar decir esas cosas es una patada cuando ya estás tirado en el piso". No obstante agradeció la atención que le brindaron por su bebé, ya que el mismo luego no volvió a vomitar.

Dejá tu comentario