Destacada Principal | Malvinas | guerra | Argentina

Malvinas: "Nunca pensamos que íbamos a ir a la guerra"

"Nunca pensamos que íbamos a ir a la guerra, creíamos que íbamos a hacer el servicio militar y nos avisan que había que ir a Malvinas" señaló Guillermo González

Nunca pensamos que íbamos a ir a la guerra, creíamos que íbamos a hacer el servicio militar obligatorio únicamente y después de dos meses nos avisan que había que ir a Malvinas que Argentina había tomado las Islas y que se venían los ingleses.

Primero se tomó como si fuese nada pero después cuando empezamos a reaccionar comenzamos a llorar y ponernos nerviosos porque en una guerra nunca sabes si volves, no es fácil para un chico de 17 o 18 años porque te quitaron la juventud de golpe, pero orgullosos de haber ido.

¿Cuál fue el momento más difícil que te tocó vivir?

En la guerra misma fue el bautismo de fuego que fue el primero de mayo a la madrugada y yo estaba haciendo guardia, en mi pozo zorro frente al mar en puerto argentino, se siente un zumbido yo tenía el casco en el suelo y empieza un avión a tirar con ametralladoras a las posiciones nuestras y prendió fuego y al prender fuego se ve la panza del avión que pasa por encima nuestro y comienzan a silbar las bombas.

Al otro día, con mi compañero Rodríguez de Villa Nueva habíamos hecho una canaleta para guardar todas nuestras cosas y se ve que en el ataque yo me agacho y al otro día cuando fuimos a buscar manteca de cacao para los labios encontramos un pedazo de esquirla se ve que cuando me agache paso la esquirla por arriba de mi cabeza que yo no lo sentí que me hubiese quedado me hubiese agarrado bien en la frente porque no tenia casco, la inocencia de un chico de 18 años.

¿En que pensabas en ese momento para sobrevivir?

Yo pensaba en mi mismo, yo sabía que mi familia estaba acá, yo pensaba solamente en mí. El 25 de mayo fuimos a hacer una misa, el padre Torres estaba dando la misa en Puerto Argentino en una piedra y habíamos hecho una gruta donde teníamos a la virgen, ese día estuvimos en misa y se sintió la alerta roja, comenzaron a bombardear los aviones ingleses, nosotros nos tiramos todo cuerpo a tierra, al pasar la alerta roja volvimos a misa y vimos que ala virgen no la tocaron, ese día para mis adentros para mis adentros me dije yo no me matan más, vuelvo con vida a mi casa.

¿Qué es ser hoy un combatiente de Malvinas?

Es seguir luchando por la causa, que te reconozcan que te respeten, que las cosas que uno hace o hizo con 18 años en la guerra fue un granito de arena para que la gente sepa que Malvinas existe y que está en Argentina y los chicos que murieron están cuidando que algún día vamos a volver, porque esa tierra nos pertenece. Nosotros cuando ya no estemos más, están nuestros hijos que van a seguir con la causa.

A 40 años de Malvinas: "Nunca pensamos que íbamos a ir a la guerra"

Dejá tu comentario