Coronavirus COVID19 |

Marchetto negó que hayan abandonado a los empleados y sostuvo que se les dio todo

El empresario Juan Marchetto salió al cruce de la denuncia realizada por sus trabajadores, quienes alegaban que los habían abandonado sin salario ni provisiones en una construcción que estaban realizando en la zona Dique de Cerro Pelado, en las sierras cordobesas.

Marchetto, dialogó con Villa María Ya y refutó las denuncias que les hicieron este fin de semana. Dijo que los sueldos de los trabajadores fueron pagados el viernes por el ingeniero Fabián Alanis, y que les habían dado todos los elementos, insumos y provisiones que necesitaban para afrontar la cuarentena.

“A la gente les agarró la cuarentena cuando estaban trabajando. La empresa de Fabián Alanis es la que contratamos y, cuando los tiene que venir a buscar, no lo dejan viajar. Los albañiles dicen bueno ‘nos quedamos acá, para irnos y no tener allá cómo facturar, mantener a nuestras familias, nada, nos quedamos acá a trabajar’. Entonces nosotros los abastecemos, les compramos la comida y lo que les haga falta. Y Alanis les dará la plata a su familia. Es tal cual lo que hicimos”, comienza Marchetto, explicando el acuerdo al que habían llegado con los trabajadores tras la declaración de la cuarentena.

Y contó cómo fueron los requerimientos que le hicieron: “Nos hicieron un pedido del supermercado, se lo dimos. Otro pedido de supermercado, se lo trajimos. Nosotros no le decimos que no a nada. En los tickets hay cigarrillos, fernet, cosas que capaz que no se las tendríamos que haber comprado. Ellos no estaban esclavizados, se quisieron quedar a trabajar”, enfatizó.

Y en relación a las condiciones de vida que mostraron los trabajadores en un video enviado a este medio, Marchetto refutó: “Los videos que mandaron del lugar donde estaban viviendo también es una decisión de ellos, porque tienen una casita con todo, con cama, con aire acondicionado, con calefacción, con cocina, heladera y mercadería de sobra. Tienen todo, mesa, silla, todo, no les falta nada. Es una decisión totalmente de ellos venir a construir a donde estaba la obra”.

Al ser consultado sobre lo que sucedió después del acuerdo, manifestó: “Que es lo que pasó, se pelearon entre ellos, tuvieron una discusión. Agarraron el tractor, uno se quiso ir, cayó a un arroyo con un tractor. Nosotros vinimos a controlar la escena y nos encontramos con eso. Dos durmiendo alcoholizados, el otro caído con el tractor, tratando de sacarlo, rompiendo las gomas. Y ahí dijimos basta, esto no va más. Dijeron ‘nos queremos ir’ y yo no los puedo llevar porque me meto en un problema. Llamo a la comisaría de La Cruz, que es el pueblo que está acá cerca, consulto y en la comisaría me dicen que no puedo traer a nadie. Ellos se quisieron quedar, hasta el viernes y el sábado se quisieron ir. Nosotros más que abastecerlos con mercadería otra cosa no podemos hacer. Lamentablemente fue una decisión de ellos y nosotros otra cosa no podíamos hacer.

Y enfatizó: “Por darles por demás, nos pagan de esta forma, escrachándonos y diciendo todo lo que dijeron”.

Al ser consultado sobre porqué cree que las cosas terminaron decantando de esta forma y de cómo los trabajadores hablaron siempre de “ser rescatados”, el empresario villanovense respondió: “No sé, porque fue una decisión de ellos quedarse a trabajar. Alanís me dijo que hasta el viernes les pagó el día de trabajo, ’38 mil pesos en la mano les di’ (NdelE: lo que Alanis le dijo a Marchetto). Ellos estuvieron trabajando hasta el viernes. Materiales no se pueden traer, pero pueden trabajar con lo que tienen ahí. Qué les pasó, no sé. No puedo ponerme en la cabeza de ellos”.

Por otra parte, y ante las versiones cruzadas, Marchetto contó como volvieron los trabajadores a su casa, en Villa María: “Nosotros, como ellos estaban todo alcoholizados y era un problema, se querían matar entre ellos, todo el problema ese, les dijimos que lo único que podíamos hacer era cargarlos en el auto y llevarlos a la casa que tenemos nosotros allá abajo y se quedan ahí. Y esperar que los vengan a buscar en la casa. Si se quieren quedar en el campo, trabajan. Ahí fue que nos enteramos el domingo a la mañana que se habían ido caminando hasta Amboy, que está a 8 kilómetros y los buscó un familiar y los llevó a Villa María. Con todo lo que pasó, lo mejor fue que ya estuvieran en su casa”.

“No tenemos nada que ocultar. Hemos hecho de todo. Es inentendible. Y se llevaron herramientas, el calar, las mesas, un montón de cosas”, exclamó.

Conforme se fueron dando los hechos, Marchetto contó que no volvió a tener comunicación con los trabajadores. E informó que nadie de la Secretaría de Trata se contactó con él o Alanis.

Audio Juan Marchetto en diálogo con Villa María Ya:

Empresario villanovense abandonó a empleados que le construyen casa en las sierras

Dejá tu comentario