Destacada Principal | Martínez Vidal | juicio | homicidio

Caso Martínez Vidal: comenzó el juicio

El juicio por el homicidio de Luis Martínez Vidal dio inicio en los Tribunales locales. Declaró uno de los tres acusados.

Esta mañana comenzó el último juicio con jurados populares del 2022 en los Tribunales de Villa María, donde se procura determinar la responsabilidad penal de Nelson Druetta y de sus hijos, Agustín y Máximo, en el crimen de Luis Martínez Vidal, así como en las lesiones calificadas como intento de homicidio de Nicolás Ancovic.

El asesinato de Martínez Vidal sucedió a la medianoche del 24 de diciembre del 2020, en calle Entre Ríos 532, departamento 1. Según la investigación, a esa hora los Druetta ingresaron portando palos de madera al grito de "los vamos a matar a palos, son unos ladrones" y así es que habrían comenzado a propinar múltiples golpes en la cabeza, la espalda y las piernas de las víctimas.

Tras este episodio Martínez Vidal falleció el 29 de diciembre de 2020, como consecuencia de las complicaciones en las lesiones que sufrió por esos golpes. Concretamente, padeció un trauma craneal cerrado con fractura, que fue lo que finalmente le provocó la muerte. En tanto Ancovic pudo sobrevivir, aunque tenía escoriaciones varias y hasta mordeduras y golpes con un elemento romo-contundente, compatible con el palo con el que fue asesinada la otra persona.

Finalmente, el juicio comenzó hoy a la mañana, y está previsto que se extienda durante toda la semana porque hay muchos los testigos citados para declarar. En estos juicios, el primer paso es que las partes presenten su caso al jurado popular, y el fiscal le pidió que con sentido común y en libertad dieran su conclusión una vez que acaben las audiencias.

El doctor Manuel Prieto, representante de la querella, explicó lo que son las partes del juicio, en tanto que los abogados defensores fueron dando la postura de cada uno de los imputados. En el caso de los defensores de los hijos, aseguraron que no estaban en el lugar de los hechos, mientras que en el caso de Druetta que la situación fue distinta a como está en la acusación, señalando que en la misma causa están las pruebas que lo desincriminan.

Las palabras de Druetta

Por otra parte, cabe que luego comenzó a declarar Nelson Druetta, que en primer término habló de sus condiciones personales, afirmando que tiene 49 años y se dedica al arreglo de aires acondicionados y elementos de seguridad como alarmas y cámaras, así como en electricidad.

Narró que llegó a vivir al domicilio anterior porque se lo prestó un señor de Laboulaye, y que tiene un comodato que firmaron entre 2010 y 2011. Dijo que después de pasar eso fue quien era su cuñado (Ancovic) y le dijo que la casa era de él, que el dueño que se la había prestado en comodato se la había vendido y que por lo tanto tenía que desalojar.

Druetta señaló que dijo que no se iba a ir, y así comenzaron una serie de sucesos. Relató que le rompieron la vidriera varias veces, que le prendieron fuego las maderas con las que el reemplazaba los vidrios blindados y que prendieron fuego una chata, creyendo que era de él, pero que era de un vecino. Aproximadamente en el año 2017/18 hizo la denuncia por estos daños, y dijo que en el año 2020 pasó "de ser víctima de esta situación a ser victimario".

Asimismo, realizó una narración de lo que ocurrió en los primeros minutos del 24 de diciembre. Manifestó que llegó a su casa y que habían ingresado dos personas, que lo insultaban y lo querían obligar a firmar papeles bajo amenazas con un arma de fuego.

Finalmente, Druetta afirmó que lo amenazaron con matarlo tanto a el como a sus hijos, que logró sacarlos de su casa y que fue a buscar al abogado, Eliseo Boiero, para hacer la denuncia, y que después de eso quedó detenido. Cabe destacar que el acusado es defendido por el mencionado jurista, en tanto que sus hijos Agustín y Máximo son representados respectivamente por Erik Zamponi y Luciano Agustín Vay.

WhatsApp Audio 2022-11-07 at 10.43.57.mp3

Audio: Informe de Patricia Gatti para Villa María Ya!:

Dejá tu comentario