Destacada Principal | médico | abuso | denuncia

Imputaron al médico de la Asistencia acusado de abuso sexual

Se llama Javier Larose y es médico generalista. La carátula es abuso sexual con acceso carnal, en grado de sospecha. Todavía está en libertad

La fiscal Silvia Maldonado acusó ayer al médico generalista Javier Alejandro Larose (59) como presunto autor de abuso sexual con acceso carnal, en grado de sospecha”, a raíz de la grave denuncia presentada hace una semana por una mujer que concurrió a la Asistencia Pública para hacerse ver por un ganglio inflamado en una axila.

Sin embargo, el conocido profesional villamariense mantendrá la libertad, ya que la funcionaria judicial incluyó en la imputación lo que establece el artículo 306 del Código Procesal Penal de la provincia de Córdoba y por el momento no se le impondrán otras medidas coercitivas.

Larose, oriundo de Dalmacio Vélez y con más de 30 años en la salud pública, designó como defensor al abogado local Hugo Javier Lamberti y ambos se presentaron el lunes pasado en Tribunales para ponerse a disposición de Maldonado, quien está a cargo de la Fiscalía de Feria hasta mañana.

Sumario administrativo

Ese mismo lunes, la Municipalidad de Villa María informó que el intendente interino, Pablo Rosso, había ordenado iniciar un sumario administrativo contra un médico de la Asistencia Pública para determinar la veracidad de un hecho “de características delictivas” denunciado por una paciente.

A través de un comunicado de prensa, las autoridades precisaron que “en el día de la fecha se dio inicio al Sumario Nº 79069 y se tomaron las primeras medidas, aguardando la respuesta de un oficio dirigido a la Fiscalía de Instrucción de Feria a fin de proseguir con la investigación administrativa para determinar la responsabilidad de quienes hayan intervenido en tan grave suceso denunciado”.

Hace una semana

El hecho que se le atribuye a Larose se habría producido hace exactamente siete días (el viernes 8 por la mañana), cuando la denunciante concurrió a la Asistencia Pública por el motivo antes mencionado

Al momento de formular la denuncia en la Unidad Judicial, la mujer (de entre 55 y 60 años, quien padece cierto grado de discapacidad intelectual) relató que a pesar de que el problema de salud que la aqueja está en uno de sus brazos, el médico que la atendió la hizo desnudar completamente y le dijo que se recostara en una camilla.

En esas circunstancias, siempre de acuerdo con el relato de la víctima, Larose le tocó todo el cuerpo, incluso sin usar guantes de látex, hasta finalmente introducirle un dedo en la vagina. Este último hecho hizo reaccionar a la paciente, quien puso fin a la consulta y de inmediato se dirigió al despacho del director de la Asistencia, Pedro Trecco, para denunciar lo ocurrido.

Qué le dijo el director

Al ser atendida por Trecco, la mujer relató que durante la consulta había sido abusada por el médico que la atendió. Fue entonces cuando el titular del centro de salud de Catamarca y Lisandro de la Torre le sugirió que presentara una nota para iniciar una investigación interna y que, además, hiciera una denuncia penal ante la Justicia.

El sábado a la mañana, una comisión policial acudió a pedir la historia clínica de la paciente y se le tomó declaración testimonial al director de la Asistencia.

El lunes, Trecco presentó en el Palacio Municipal un informe escrito de lo sucedido y en base a eso, el intendente Rosso ordenó iniciar el sumario administrativo para determinar responsabilidades y deslindar las que correspondan.

Cabe señalar que, a pesar de su discapacidad, la mujer vive sola y se maneja por sus propios medios, por lo que se ubica perfectamente en tiempo y espacio.

De todos modos, a la sede judicial que funciona en la planta baja de la Comisaría de Distrito asistió acompañada por sus hijos, aunque al momento de relatar lo sucedido, ingresó sin compañías al despacho de la funcionaria judicial que le receptó la denuncia.

Qué dice la ley

Por lo pronto, Larose quedó acusado como supuesto autor de “abuso sexual con acceso carnal, en grado de sospecha”, a tenor de los artículos 119 -tercer párrafo- del Código Penal de la Nación y 306 -ultima parte- del Código Procesal Penal (CPP) de Córdoba.

La primera norma legal establece que “será reprimido con prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de una persona cuando ésta fuera menor de 13 años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”.

Sin embargo, el tercer párrafo precisa que “la pena será de seis a 15 años de prisión cuando, mediando las circunstancias del primer párrafo hubiere acceso carnal por vía anal, vaginal u oral o realizare otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías”.

En tanto, la última parte del 306 del CPP (declaración del imputado), señala que “cuando no concurran las exigencias previstas en el primer párrafo (…) no podrán imponérsele otras medidas coercitivas que las previstas en los artículo 174 (citación judicial) y 268 (situación de libertad), por lo que regirá el artículo 270 (mantenimiento de la libertad)”.

Dejá tu comentario