Destacada Principal | MPF | identidad | Ley

MPF: Perspectiva de género para personas autopercibidas

El Ministerio Público Fiscal (MPF) instruyó a su personal para el tratamiento de datos de personas con identidad de género autopercibida, según Ley 27.643

El Fiscal General de la provincia de Córdoba, Juan Manuel Delgado, instruyó al personal del Ministerio Público Fiscal (MPF) para que se dé estricto cumplimiento de la ley 27.643 que regula el tratamiento de datos de personas con identidad de género “autopercibida” en los procedimientos administrativos o procesales.

La resolución del MPF señala además que, en «aquellos casos en que no exista rectificación registral en el documento nacional de identidad de la persona, se utilizará el sistema que combina las iniciales del nombre, el apellido completo, día, mes y año de nacimiento y número de documento, y se agregará el nombre de pila elegido por razones de identidad de género a solicitud del interesado o interesada».

Y explicita: “en aquellas circunstancias en que la persona deba ser nombrada en público deberá utilizarse únicamente el nombre de pila de elección que respete la identidad de género adoptada”.

Agrega el MPF "que estos principios establecen estándares básicos para evitar los abusos y dar protección a los derechos humanos de las personas travestis/transexuales, lesbianas, gays, queer, intersex y bisexuales".

Que la Ley nacional nº 26.743 de “Identidad de Género” establece el derecho de toda persona al reconocimiento de su identidad de género; al libre desarrollo de su persona y a ser tratada e identificada de acuerdo a su identidad de género autopercibida.

Que el Artículo 12 de esta Ley establece el derecho a un trato digno el cual implica respetar la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad.

Que la Ley nacional nº 27.372 de “Derechos y garantías de las personas víctimas de delitos”, por su parte, establece el derecho a recibir un trato digno y respetuoso y que sean mínimas las molestias derivadas del procedimiento; y reconoce como situaciones de vulnerabilidad, entre otras causas, la razón de género, preferencia u orientación sexual, para lo cual las autoridades deberán dispensar atención especializada.

Por último, el MPF recuerda "Que las Recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el Informe sobre “Violencia contra Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex en América” (2015), aconsejan adoptar protocolos que garanticen que las y los operadores de justicia no incurran en malos tratos o discriminación debiendo respetar la identidad de género de todas las personas y utilizar los pronombres de su preferencia".

Temas

Dejá tu comentario