Policiales |

Muerte en la cárcel: Palazos en la cabeza y ladrillazos fueron los que acabaron con la vida de Otín

El preso Carlos Alberto Otín (35) fue muerto a palos y a ladrillazos. Su cuerpo fue sepultado hoy, a las 9.30, en La Piedad.

Lo confirmaron a Villa María Ya! desde la Fiscalía que trata de esclarecer el asesinato. Fue una muerte cruel ya que los golpes recibidos, particularmente en la cabeza, le ocasionaron un traumatismo de cráneo del que no pudo salir.

Los ladrillos utilizados (hay varios de ellos secuestrados) son los que utilizan los presos (unos 40) del pabellón 6, de la cárcel de barrio Belgrano, para calentarse en jornadas de baja temperatura. Lo hacen con electricidad.

También se supo que ya hay 5 identificados como posibles autores del hecho, todos imputados por homicidio en riña pero el número puede incrementarse ya que hay otros 10 en la mira para lo cual la Justicia ha secuestrado las grabaciones de una cámara de seguridad.

Al confirmarse el uso de palos y ladrillos para darle muerte a Otin quedó descarta la hipótesis de un arma blanca tumbera como se especuló en un primer momento. Aunque este tipo de objeto, corto-punzante es el que se utilizó para herir al hermano de Otin, Juan Javier.

En principio la riña se originó por que el “jefe” del pabellón (otro preso) se opuso a la llegada al mismo de los hermanos Otín.

 

Dejá tu comentario