Destacada Principal | mujer | Covid-19 | salud

Una mujer de 104 años con cáncer venció 2 veces al covid

Una mujer colombiana se transformó en ser la persona más longeva en superar al virus, no una, sino dos veces.

Hay historias de lucha que conmueven. La de Carmen Hernández, una anciana de 104 años de Boyacá, Colombia, es sin dudas una de esas. La mujer debió atravesar dos veces el COVID-19. La segunda vez, estaba vacunada contra el virus del Sars-CoV-2, pero aún así, la enfermedad complicó su estado de salud y la llevó a terapia intensiva, donde finalmente fue dada de alta la semana pasada, ante aplausos y una gran ovación del personal médico del centro de salud.

Carmen es una luchadora nata. La primera vez que se contagió coronavirus fue en junio del año pasado en la residencia de mayores San José, en Tunja, en la que vive desde hace más de 25 años. Luego, y tras pasar la enfermedad sin mayores complicaciones, la mujer fue vacunada, precisamente el pasado 27 de febrero.

Sin embargo, el antídoto parece no haberla resguardado del todo: el 8 de marzo de este año ingresó a terapia intensiva debido a un segundo contagio de COVID-19, que agravó su estado de salud al punto que los médicos temían por su vida. Su cuadro era tan grave que necesitó oxígeno, informaron desde la Clínica María Josefa Canelones de Tunja, en la que estuvo internada durante 21 días. El problema fue que esta vez se trataba de una nueva variante que comenzó a atacar su cuerpo once días después de haber contraído el virus.

“Doña Carmelita”, como la apodaron en la clínica, es una paciente muy querida por el personal médico del lugar ya que, según dijeron, es una gran luchadora. Tal es así que antes de la pandemia, la mujer había atravesado un cáncer al que parece haber vencido con éxito. Durante su internación por COVID-19 no necesitó ventilación mecánica, aunque sí oxígeno. Su recuperación fue tan satisfactoria y rápida que los propios médicos no podían creerlo. El 5 de abril, fue finalmente dada de alta de la Unidad de Terapia Intensiva, en medio de aplausos y expresiones de cariño por parte del personal de salud que trabaja en el lugar. Ahora, se recupera en el asilo donde vive y se convirtió, sin quererlo, en la mujer más longeva en superar el coronavirus.

FUENTE: todo noticias

Dejá tu comentario