Destacada Principal | mujer | Rodríguez | policía

Una mujer fue condenada a tres años de prisión en suspenso

Se trata de María José Rodríguez. La mujer fue condenada por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La Cámara del Crimen de Villa María sancionó ayer con tres años de prisión en suspenso a María José Rodríguez, una mujer que fue acusada y condenada por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Precisamente, los hechos que se juzgaron ocurrieron el 27 de agosto de 2021, cuando un policía investigaba a un hecho de robo y se dirigía a una vivienda ubicada en Las Heras 1732, donde vivía hasta ese entonces Rubén Torri, un hombre investigado por los delitos contra la propiedad.

Según el relato del policía, desde un auto estacionado, donde había un hombre en el asiento del conductor y una mujer en el asiento del acompañante, la femenina llama al uniformado que estaba de civil y le pregunta si quería una bolsita, que se la daba por 1500 pesos.

El hombre se identifica como un policía que estaba investigando, y empiezan a suceder los hechos. Llegó la fuerza específica de investigación contra drogas y pudieron secuestrar a Rodríguez casi nueve gramos de cocaína. Por esta acusación fue condenada a tres años de prisión en suspenso, por lo que ayer recuperó la libertad.

En su defensa, Rodríguez contó su relato de lo vivido esa noche y habló del arrepentimiento de haber estado involucrada en esa situación que le causó tanto dolor a su familia. Admitió tener un consumo problemático, pero que jamás, y jurando por lo más sagrado, comercializaría estupefacientes.

Además, afirmó que estaban en una reunión varias personas y una pareja usa su moto para ir a buscar bebidas alcohólicas. Como no volvían, el dueño del vehículo le dijo "vamos en mi auto, pero esperame un rato", entonces le da una bolsa y se sienta en el auto a esperar con quien iba en el asiento del conductor.

Así las cosas, ella explica porqué tenía esa bolsa con cocaína cuando el policía llegó a investigar el hecho de robo. De hecho, después se hizo un allanamiento en la casa, y efectivamente había elementos robados.

Vale señalar que no le creyeron que no estaba vendiendo droga, porque el uniformado dijo "me pidió 1500 pesos", por lo que fue condenada a una pena relativamente baja para lo que suelen condenar en esta cámara. Esto se debe a que la situación era confusa, además porque la mujer no tiene antecedentes computables, porque es madre, jefa de familia, y porque es el sostén de sus hijas y trata de salir adelante del consumo problemático.

Por otra parte, como en otras audiencias, aparece un nombre de manera reiterada, el de Mateo Ferrer. Es quien le habría dado esa bolsita y le habría dicho "esperame, voy al baño y vuelvo" a Rodríguez, y por eso es la que la policía finalmente la encontró a ella con la bolsita.

El fiscal de Cámara, Francisco Márquez, pidió una pena más dura para la mujer, pero cuando hacía su alegato manifestó "Ferrer es un viejo conocido de este ambiente, pero nunca estuvo sentado acá en el banquillo de los acusados", por lo que pidió que se gire toda la investigación de esta causa al fiscal Walter Gesino. Esto fue aceptado por el juez Félix Martínez, quien ordenó que se remita una copia del acto del debate al magistrado.

Finalmente, vale señalar que la defensora de Rodríguez fue Silvina Muñoz, quien hizo consideraciones sobre el consumo problemático y sobre la falta de pruebas de la causa. La asesora letrada había pedido un año de prisión en suspenso solo por tenencia, aunque su defendida fue condenada a tres años de prisión en suspenso por tenencia con fines de comercialización.

WhatsApp Audio 2022-07-27 at 10.39.41 AM.mp3

Dejá tu comentario