Destacada Principal | Mujica | Presidente | Uruguay

En 2009 "Pepe" Mujica era electo presidente de Uruguay

Un 29 de noviembre José "Pepe" Mujica se consagraba presidente de Uruguay con el 51% de los votos, enfrentando a Luis Lacalle.

El día en que el pueblo de Uruguay, en segunda vuelta de las elecciones presidenciales, con más del 51 por ciento de los votos, eligió al ex guerrillero tupamaro, José “Pepe” Mujica, quien por entonces tenía 74 años de edad.

Se enfrentaba al ex presidente neoliberal Luis Lacalle del Partido Nacional.

José 'Pepe' Mujica, de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio (FA), se impuso con algo más del 51% de los votos contra un 44% para Luis Lacalle.

“Esta batalla la dieron y la mantuvieron encendida ustedes”, dijo Mujica tras la victoria, dando las gracias a sus partidarios. “No hay vencedores ni vencidos, apenas elegimos gobierno, mañana la patria continúa y el compromiso continúa”.

Lacalle, candidato del Partido Nacional (PN), admitió su derrota afirmando que Mujica “regirá los destinos del país desde el primero de marzo de 2010”.

El presidente saliente Tabaré Vázquez del F.A., que se trasladó a la sede de la campaña y se abrazó con Mujica, dijo a los periodistas que el resultado debe tomarse “con calma, respeto y tolerancia”. Instó a “acompañar a todos los uruguayos en lo que debe ser un festejo general, más allá de quien ha obtenido la próxima Presidencia de la República”.

Al conocerse esos resultados, una explosión de bocinazos se escuchó en Montevideo, mientras miles de simpatizantes con banderas del Frente Amplio se aglomeraban en la popular rambla, la avenida que discurre junto al río de la Plata, frente al hotel donde Mujica estableció su comando de campaña.

Grieta a la uruguaya

En el momento de los comicios, al dejar Mujica el local de votación, tras emitir su sufragio, unos 50 simpatizantes del Frente Amplio abuchearon al liberal Luis Lacalle y le espetaron “devolvé la plata, chorro!”, en alusión a los casos de corrupción que salpicaron a su gobierno, mientras los electores del PN respondían con gritos de “asesinos”, refiriéndose al pasado guerrillero de Mujica.

Dejá tu comentario