Destacada Principal | Munarriz | Silvano | abogado

Defensa de Munarriz pedirá investigar los apremios ilegales

Marcelo Silvano, defensor de Joaquín Munarriz -condenado a 14 años de cárcel-, dijo que pedirán investigar los apremios ilegales durante la investigación

En el final de la noche del viernes y primeros instantes de la madrugada del sábado, la justicia condenó a Joaquín Munarriz a 14 años de prisión por el asesinato de Alexander Nano Martínez.

El joven confesó el crimen, pero dijo que lo hizo solo y en defensa propia. De esta manera despegó a su amigo Tomás Cánova, a quien el jurado popular desligó de la acusación y quedó en libertad inmediatamente terminó la audiencia.

El fallo dejó un malestar muy grande en la familia de Nano, quienes esperaban la cadena perpetua tanto para Munarriz como para Cánova. Pero también dejó disconforme a la defensa del ahora condenado. El abogado Marcelo Silvano pidió en reiteradas ocasiones -antes del juicio- la nulidad de la investigación porque entendía que no se resguardaron las garantías constitucionales. También pidió la nulidad en la audiencia del viernes, pero el jurado no dio lugar y el juicio finalmente decantó de la manera explicada.

De igual manera, Silvano reafirmó que buscarán que se investiguen los apremios ilegales que, según denuncian, sucedieron durante la investigación.

En una entrevista con Villa María Ya! dio algunas precisiones al respecto. Primeramente agradeció a los colegas que defendieron a Cánova y también valoró a Munarriz por confesar: "Para poder llegar a la sentencia que llegamos se trabajó muchísimo. Hay que agradecer la valentía y honestidad de Cánova, en cuanto a que respetó la amistad que tiene con el señor Munarriz. Y agradecer la participación de los dos abogados -de Cánova-, Nicola y Atienza, ambos se portaron de manera excelente".

Y yendo al eje de la entrevista, expresó sin vueltas: "Las nulidades eran demasiado grandes. La prueba obtenida era una prueba de carácter irregular. Entiende esta parte ilegal, pero el tribunal las aceptó".

"Pero, al margen de la condena que se colocó también se corrieron los antecedentes por los apremios ilegales, es decir que la Cámara creyó la versión de los imputados en cuanto a que habían sido victimas de interrogatorios, entrevistas, tortura, para la obtención de datos, que eso es inadmisible en un proceso penal", fustigó.

- ¿Hay alguna contradicción en rechazar los pedidos de nulidad y después decir "investiguen qué pasó cuando estuvieron sin abogado defensor"?

-No, porque la Cámara al tener la confesión lisa y llana del imputado, la de ambos, que fueron torturados y apretados, en definitiva, llegamos a la conclusión de que la Cámara les ha creído. Munarriz fue el único preso trasladado durante la pandemia y Cánova que estuvo ahí. Ahora veremos si esta investigación llega a algo, si realmente se preocupan de investigar o no. Pero algo ocurrió. Haberlo trasladado a Córdoba y hecho entrevistar por tres policías de allá cuando designó abogado defensor es una barbaridad jurídica, volver a la época de la Inquisición. Ni en el proceso militar se hacían estas cosas. Es lo peor que vi en mis 34 años años de abogado.

Y ante la repregunta refirió que "hay que esperar que salga la sentencia y la posición que quiera asumir Joaquín Munarriz. A lo mejor nos dice que no. Hay que ver varias aristas".

"Lo único que la defensa se preocupó en averiguar fueron todas las irregularidades que había habido durante la investigación penal preparatoria, que fueron bastantes y donde se violaron los derechos y garantías", sentenció.

"El jurado popular entendió que no hubo una legítima defensa, sino un homicidio simple, pero todavía no conozco los fundamentos del fallo", subscribió.

MARCELO SILVANO MUNARRIZ (online-audio-converter.com).mp3
MARCELO SILVANO MUNARRIZ 1 (online-audio-converter.com).mp3

Dejá tu comentario