Destacada Principal | Nano | madre | Justicia

A dos años del crimen de Nano Martínez, la madre sigue reclamando justicia

Este lunes se cumplen dos años del asesinato de Alexander "Nano" Martínez, por el cual fue condenado Munarriz a 14 años de prisión, y absuelto Cánova, los principales acusados.

Este lunes 23 de mayo se cumplen dos años del crimen de Alexander "Nano" Martínez, y la madre del joven continúa exigiendo justicia por su hijo. El hecho tuvo lugar en 2020 en Arroyo Algodón, donde luego de un operativo de búsqueda se terminó hallando el cuerpo sin vida de Martínez y con signos de golpes, en un campo situado en la zona.

Como consecuencia fueron detenidos Joaquín Munarriz y Tomas Canova, principales acusados. El pasado 29 de abril el juicio que se llevó adelante por el hecho condenó a 14 años de prisión a Munarriz mientras que para Canova se dictó la absolución e inmediata libertad. El primero de ellos fue imputado como autor de homicidio simple, sin calificante que agrave la pena.

La madre del joven asesinado, Mirta Martínez, dialogó con Villa María YA!, y expresó su angustia por el fallo de la Justicia, recordando la memoria de su hijo. "Me siento castigada por la Justicia, me están castigando a mí y a toda mi familia, todavía no concibo en mi cabeza que no tengo a mi hijo hace dos años y un asesino está libre mientras al otro le dieron sólo 14 años, como puede ser?".

"Una impunidad tan grande, hicieron el juicio así como así, nunca existió una defensa propia como dijeron y eso me consta", manifestó Martínez.

Asimismo, remarcó su posición frente al juicio: "Fue un juicio fraudulento, donde tuvo mucho que ver el poder adquisitivo, y un jurado que se dejó seducir por las conversaciones de Marcelo Martín Silvano (abogado de los acusados), el cual fue discriminatorio, y minimizó el crimen".

La madre del joven explicó que se siente "pisada y humillada" por la Justicia. Por otra parte, afirmó: "A mi hijo lo mataron alevosamente y tendría que haber sido perpetua, él no murió peleando, nunca hubo una defensa propia ni un arma pero en el juicio no importó".

"Lo hicieron como quisieron, porque no le dieron valor a la vida de mi hijo, como no debe valer nada para ellos la vida de ningún pobre", indicó Martínez.

Finalmente, expresó: "Voy a seguir adelante, no voy a parar y no me voy a callar nunca, voy a hacer otra marcha".

Dejá tu comentario