Destacada Principal | neumáticos | conflicto | conflicto

Neumáticos: sin acuerdo, hoy continúan las negociaciones

La conducción del sindicato y las empresas que fabrica neumáticos pasaron a cuarto intermedio. Hoy habra nueva reunión.

La conducción del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna), que lidera Alejandro Crespo, y las empresas de la actividad pasaron ayer a cuarto intermedio hasta este jueves en las negociaciones realizadas en el Ministerio de Trabajo para encontrar una salida al grave conflicto político-sindical que mantiene paralizadas las plantas y la cadena automotriz, informaron fuentes oficiales.

La nueva reunión se desarrollará desde las 13 con la presencia de todas las partes involucradas.

Sindicalistas y empresarios negociaron desde las 14 de este miércoles y hasta ya avanzada la noche una salida al grave conflicto en la sede de la cartera laboral de avenida Leandro N. Alem al 600 de la ciudad de Buenos Aires en procura de resolver un extenso conflicto de casi seis meses, que comenzó con reclamos salariales y se profundizó luego con paros y bloqueos de las compañías.

La reunión de este miércoles estuvo nuevamente encabezada por la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, quien procura una salida a un conflicto de más de cinco meses por demandas salariales y otras reivindicaciones, lo que ya paralizó la producción de Bridgestone Argentina, Pirelli y Fate y de las terminales automotrices.

Crespo fue respaldado en el encuentro en la cartera laboral por el sindicalista ferroviario de izquierda Rubén Sobrero -titular de la seccional de la actividad de la zona oeste bonaerense en el Ferrocarril Sarmiento-, según confirmaron a Télam fuentes gremiales.

El sindicato rechazó una oferta de mejora salarial del 38 por ciento y denunció que las firmas procuran imponer el cierre de la paritaria 2021-22, desconocer los reclamos y proponer un aumento para 2022-23 por ese guarismo, lo que las compañías negaron.

El Sutna también exige la elevación a un 200 por ciento del valor de las horas trabajadas los fines de semana, lo que las empresas hasta ahora no aceptaron, dijeron las fuentes.

"Esto se está tornando más difícil que la cumbre de Yalta para terminar la Segunda Guerra Mundial. Es increíble pero es así", confirmaron varios voceros a esta agencia.

Dejá tu comentario